La tercera mejor granja de España, en una parroquia de 208 vecinos

Mantoño Holstein, de San Xusto, en Barreiros, logra el reconocimiento de la Confederación de Asociaciones de Frisona Española


BARREIROS / LA VOZ

«O futuro do sector? Quen puidera sabelo! Evidentemente, o gran problema é o relevo xeracional. Cando eu era pequeno había 50 granxas por aquí e hoxe quedan dez. Xa sei que agora son mais grandes, pero nunca das chegado ao tamaño que se perdeu, e perdéronse moitos postos de traballo. O futuro? A ver o que pasa en España. Se o prezo do leite acada un mínimo que cubra os custes de producións dos gandeiros nun tempo longo, non solo uns meses, pois haberá futuro. Senón...». Esta predicción sobre el sector lácteo gallego tiene mayor empaque por venir de quien la hace: Saúl Dorado, uno de los propietarios de Mantoño Holstein, de San Xusto, en Barreiros, que saborea las mieses del éxito al haber sido elegida por Conafe (Confederación de Asociaciones de Frisona Española) la tercera mejor granja de vacas del país.

Ha sido el corolario a un año plagado de éxitos y reconocimientos para Mantoño Holstein, y el mejor reconocimiento a una explotación con cuatro décadas de historia, que hace dos fue de las pioneras en Galicia en apostar por invertir en la selección y mejora genética, buscando la vaca ideal.

Hoy en día, Mantoño Holstein, desde una parroquia barreirense con 208 habitantes, con cuatro empleados (los tres propietarios y un obrero), goza de nombre y prestigio y es visitada por ganaderos de toda Europa e incluso Canadá, siendo sus sementales, embriones y animales, muy cotizados. De hecho, esta parte del negocio tiene cada vez un peso económico mayor en la explotación de 180 vacas reproductoras, aunque la leche sigue acaparando el grueso de los ingresos, con en torno a un 70 %.

A valorizar Mantoño contribuye figurar en el podio de Conafe entre unas 7.000 granjas españolas, tras valorarse aspectos como el manejo de los animales en el día a día, las instalaciones, el confort y bienestar animal y, por supuesto, la genética. Porque en Mantoño conviven vacas de las mejores familias y más cotizadas en el mundo, nombres como Lavende Ruby Redrose EX96, Braedale Baler Twine MB 86 o Comestar Laurie Sheik MB88.

«Isto é o froito de moitos anos de traballo. Hai que investir, moito, pero non chega con iso. Tenche que gustar, porque a xenética require moita dedicación. Buscamos a vaca perfecta, bonita, pero tamén a máis rendible, a que produza máis. As vacas non son para mirar para elas», concluye Saúl Dorado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

La tercera mejor granja de España, en una parroquia de 208 vecinos