La herencia que Montserrat quiso compartir con el banco de alimentos

Montó un rastrillo en San Miguel, Barreiros, y ya ha comprado 1.250 kilos de patatas


Una noticia de La Voz en la que el banco de alimentos de Lugo alertaba sobre las necesidades que atraviesan muchas familias llevó a Montserrat Blanco Guerreiro a embarcarse en otra aventura solidaria. Enfermera de profesión y voluntaria en comedores sociales de Madrid, Montserrat vendió la casa familiar de San Miguel de Reinante (Barreiros) y optó por poner un rastrillo con los muebles, libros, monedas antiguas y otros artículos que heredó de su abuela, María Roibás García y de su tío, Manuel Guerrero Roibás, guardia civil de profesión y también colaborador de causas benéficas. Y todo, con fines benéficos. La recaudación por la venta de estos artículos irá destinada inicialmente al banco de alimentos de Lugo, que atiende en la provincia a unas 9.000 personas; unas 450 o 500 familias solo en A Mariña.

El rastrillo estará abierto hasta finales de mes y la recaudación de estos días ya ha permitido a Montserrat comprar un palé de 1.250 kilos de patatas que irán para el banco de alimentos, entidad con la que seguirá colaborando a medida que vaya vendiendo artículos.

Más de mil libros de temática variada ofrece a turistas y mariñanos. Para los vecinos de San Miguel y también para el Concello de Barreiros y el alcalde van sus palabras de agradecimiento por colaborar en esta acción y arrimar el hombro. Aunque reside en Madrid desde hace dos décadas, Montserrat mantiene un vínculo muy especial con San Miguel, desde donde reconoce que esta iniciativa es solo posible gracias a la herencia de sus antepasados. Quien esté interesado en colaborar puede visitar el rastrillo, ubicado en la carretera general, en horario de mañana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Tags

La herencia que Montserrat quiso compartir con el banco de alimentos