«La pinturas y la música son mis válvulas de escape»

El artistas y música Enrique F. Muruais, Kimuru, habla de sus tres rincones de Lugo: su estudio, la Praza do Cantiño y el barrio da Ponte


Enrique Fernández Muruais, (A Pontenova, 1962), kimuru en el mundo artístico, realizó sus primeros estudios en el colegio público de A Pontenova en tanto que el bachillerato lo cursó en el entonces llamado Instituto Masculino, hoy en día Lucus Augusti. Actualmente es funcionario de la Xunta, podríamos decir que en su faceta frívola ya que sus verdaderas aficiones y pasiones son la música y la pintura.

Se define como melómano lo que le llevó a ser músico, aunque también es un gran aficionado al cine. Como músico tiene su grupo Kimuru, un proyecto individual en el que en su mayoría se interpretan composiciones suyas.

En 2018 nació el grupo Lagarto Zulú en donde sus componentes, entre los que figura él, tocan versiones de los clásicos de la música anglosajona y rock americano con obras de Bob Dylan, David Bowie, etc. Son por lo tanto

las dos caras musicales de este músico de A Pontenova.

A la pintura se lleva dedicando desde hace doce años, con una luz y una alegría en sus cuadros que sorprende. Esta actividad, como bien señala, la considera como la otra válvula de escape para expresarse además de aportarle aspectos curativos. Es la actividad a la que más horas dedica al día durante sus ratos de ocio.

Enrique F. Muruais ha seleccionado como sus tres rincones favoritos su estudio-taller, la plaza de O Cantiño y el barrio de A Ponte.

En su estudio-taller, en pleno centro de la ciudad, se encuentra como pez en el agua, y se le nota, rodeado de cuadros, telas a medio pintar y pinceles y pinturas por doquier. «Aquí ?explica- es en donde me refugio en mis tiempo de ocio y es en donde más horas paso, pintando, escuchando música, recibo a los clientes

y como no, a mis amigos que vienen a hacer un rato de tertulia conmigo y de paso, a tomarnos unas cervezas. Aquí me encuentro encantado y se me pasan las horas sin enterarme».

Recuerdos de su llegada a Lugo

El segundo lugar elegido por Kimuru es la Praza do Cantiño, cercana por cierto a donde tiene su estudio y que es un lugar que le encanta. «Esta plazoleta ?dice- me trae numerosos recuerdos de cuando llegué a Lugo procedente de A Pontenova, para continuar aquí mis estudios de bachillerato. Entonces, y en cierta medida también ahora, era un lugar en pleno centro de la ciudad pero a su vez desconocido en donde te podías esconder y reunir con gran tranquilidad. Desde luego, me parece un lugar realmente bonito y entrañable».

El barrio de A Ponte en general es otro de los lugares preferidos de este artista aunque dentro del mismo, hay algunos puntos por lo que siente mayor predilección. «El barrio de A Ponte ?comenta- es la arteria real de la ciudad porque allí está el río Miño y todo el valle que complementa el paisaje. Además, en mi caso particular, tengo especial preferencia por A Casa das Cores desde donde tengo cerveza y paisaje todo junto. Un placer, sencillo pero placer al fin y al cabo». «En este barrio hay además como una forma de ser diferente en sus vecinos, un lugar encantador y amable que ofrece incluso tabernas con aire literario como O Chuco o A Taberna do Xesús, esta última en As Arieiras y que tiene el curioso contraste de estar a la puerta del cementerio, o sea, la seriedad y la tristeza del campo santo, y la alegría de la vida en la taberna».

Un hombre, de 51 años de edad y natural de la provincia de Pontevedra, resultó herido tras caer y dispararse accidentalmente en una pierna mientras participaba en el campeonato provincial del zorro en Portomarín. Los hechos ocurrieron a las 9.30 horas de esta mañana, cuando los compañeros llamaron al 112 Galicia para pedir asistencia médica urgente debido a que el hombre estaba tendido en una carretera del lugar de Soengas de Abaixo.

Así, se pidió la colaboración de los profesionales del 061-Urxencias Sanitarias, que acudieron al lugar a bordo del helicóptero medicalizado con base en Ourense para el traslado urgente al mismo hospital.

Además, desde el 112 Galicia, se avisó a los agentes de la Guardia Civil con fin de comprobar que el disparo se produjo de forma accidental al enredarse el cazador con unos alambres y al caer al suelo se le disparó la escopeta en una pierna.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«La pinturas y la música son mis válvulas de escape»