a pontenova / LA VOZ

A Pontenova no se concibe sin sus minas de hierro fosfórico, la piedra angular del viejo proyecto de recuperar la ruta del tren minero hasta Ribadeo. Lo intentaron recientemente, una vez más, los alcaldes de A Pontenova y Vegadeo y la regidora de Trabada, con gestiones ante el Gobierno, pero el impulso final parece lejano. De recuperar para el turismo algunas galerías de las viejas minas de A Pontenova (otro viejo proyecto) el atractivo sería enorme. Estas imágenes recogen la vista de espeleólogos (no de aficionados porque el acceso está prohibido por el evidente riesgo) y permiten intuir lo que podrían dar de sí las minas, el gran patrimonio que guarda A Pontenova en sus entrañas.

Las primeras minas en explotarse en A Pontenova fueron Luisa y Vieiro, a principios del siglo pasado. Siguió el grupo Consuelo-Boulloso y, por último, la mina Eneas. Todo un patrimonio, parte del cual se podría recuperar. El Concello adquirió recientemente la instalación de hornos de Boulloso. Según explicó el teniente de alcalde, Francisco Martínez, la adquisición ya ha sido escriturada y el Concello va a incluir en los presupuestos una partida para iniciar su restauración.

El Ayuntamiento adquirió los hornos de fundición de Boulloso, que va a restaurar

Respecto a las minas, Francisco Martínez incide en que de momento no son visitables, pero el Concello está sopesando su potencial. «As de Vilaodriz eran moito máis grandes, pero un grupo alemán que se fixo con elas no 1938 deixounas bastante mal. Estamos valorando que se pode facer... Igual poderíanse abrir dous niveis», señaló.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Viaje por las entrañas de A Pontenova, la antigua mina Consuelo