Javier Carreño, de Málaga al campeonato de baristas de Foz tras tomar su primer café con 20 años: aquí descubrió el café y el amor

Lucía Rey
Lucía Rey VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

Javier Carreño Sánchez, alumno del Ciclo Medio de Servizos del IES de Foz, competirá en el concurso de baristas, en la categoría destinada a estudiantes. Se forma estos días en el tostadero del grupo Nito en Area, Viveiro, donde trabajan profesionales formados en el instituto focense.
Javier Carreño Sánchez, alumno del Ciclo Medio de Servizos del IES de Foz, competirá en el concurso de baristas, en la categoría destinada a estudiantes. Se forma estos días en el tostadero del grupo Nito en Area, Viveiro, donde trabajan profesionales formados en el instituto focense. CEDIDA

Alumno de un ciclo medio del IES, Javier Carreño se forma en el tostadero del Urban para la competición

22 feb 2024 . Actualizado a las 18:11 h.

Entre nueve y diez horas semanales está dedicando Javier Carreño Sánchez, de 21 años, a la preparación del Concurso de Baristas del IES de Foz. Este joven natural de Málaga llegó a A Mariña por amor hace un par de años. Echó currículos y empezó a trabajar en un bar de Burela, el Salitre. «En la zona de Málaga donde vivía había muchos bares y desde chico me gustaba mucho la hostelería, pero no sabía que era algo que se estudiaba», comenta Javier, que ahora cursa el Ciclo Medio de Servizos en el instituto focense. El año pasado pensó en presentarse a la competición, pero el hecho de trabajar y estudiar a la vez lo desanimó. Ahora encara la recta final de sus estudios y ha decidido centrarse en preparar un concurso que le puede ayudar a abrir puertas en lo laboral. Especialmente ahora que ha descubierto «un mundo en el café». «Hasta que empecé a trabajar en la hostelería nunca había probado el café, y ahora me encanta. El café es algo que tiene muchísimas posibilidades», comenta Javier, que se está formando para el concurso en el Urban Coffe Roasters de Viveiro, en Area. Además de prepararlo, le darán el café con el que se presentará a concurso. «Estoy encantado en A Mariña. Con el trabajo, los estudios, la naturaleza del bosque, del mar, los ríos...», concluye.