Alcoa sorprende a todos arrancando las cubas en San Cibrao este lunes, pero avisa que así los fondos se agotarán antes

La Voz

A MARIÑA

PEPA LOSADA

La multinacional tomó esta decisión para cumplir el acuerdo de viabilidad, al no contestar el comité a su propuesta de aplazamiento. «Consumir el dinero más rápido, mediante el arranque, agotará los fondos antes», explican desde la empresa

27 ene 2024 . Actualizado a las 11:31 h.

Alcoa reiniciará las cubas en la planta de San Cibrao este lunes, pero advierte de que así los fondos para la fábrica se agotarán antes. Toma esta decisión para cumplir el acuerdo de viabilidad, al no contestar el comité a su propuesta de aplazamiento.

La empresa ha confirmado este viernes a los empleados que los trabajos para energizar las 32 cubas de electrolisis de la planta de Aluminio comenzarán el lunes 29 de enero. El plazo estipulado en el acuerdo de viabilidad firmado señala que deben estar en marcha a partir del 1 de abril

Desde Alcoa insisten en la «complicada situación financiera» y señalan que se comprometen «a explorar todas las posibles vías para aliviar esta delicada situación financiera de la planta, al tiempo que trabajan en una solución a largo plazo para San Cibrao». «El pasado lunes, 22 de enero, Aluminio Español trasladó una petición al comité de empresa para acordar un aplazamiento del reinicio, con el fin de preservar el efectivo disponible y las líneas de crédito y no contestaron», alegan.

Sobre los motivos por los que solicitaron este aplazamiento, la entidad argumenta que se trata de «la opción más lógica financieramente, dado que los fondos disponibles para las operaciones en San Cibrao son limitados». «Consumir ese dinero más rápido, mediante el arranque, agotará esos fondos antes y acortará el margen de tiempo para lograr una solución satisfactoria a largo plazo», añaden.

La empresa considera necesario «trabajar de manera conjunta» con todas las partes interesadas para encontrar una solución. «No ha habido ningún incumplimiento del Acuerdo de Viabilidad y no se ha tomado ninguna decisión sobre el futuro de San Cibrao. Aluminio Español se compromete a explorar todas las posibles vías para aliviar la situación y preservar los fondos disponibles, al tiempo que seguirá trabajando con el Gobierno de España, la Xunta de Galicia y otras partes implicadas en una solución de largo plazo», concluye el comunicado.

El acuerdo de viabilidad para la planta de Cervo pasaba por un cese temporal de la producción en la planta de aluminio —inoperativa desde enero del 2022— a cambio de blindar los empleos y arrancar una fábrica mejorada. La empresa congeló a finales del año pasado la más importante de las inversiones, la construcción de un nuevo horno de cocción de ánodos, presupuestado en 109 millones de dólares.

La conselleira de Industria dice que «la actitud de Alcoa no es seria y que actúa con mala fe»

María Jesús Lorenzana se muestra partidaria de «dar un ultimátum corto a la multinacional y de aplicar, de ser necesaria, una intervención temporal»; desde el Gobierno central piden a Alcoa «concreción»

 

Muy poco en concreto o nada salió realmente de la reunión de seguimiento de la situación de Alcoa celebrada este viernes. Tanto Gobierno, Xunta como los sindicatos insisten en pedir concreción y claridad a la multinacional norteamericana del aluminio. Una de las más enfadadas al término de la reunión era la conselleira de Industria, María Jesús Lorenzana: «Estamos muy enfadados con Alcoa, su actitud no es de empresa seria. Nos parece muy poco fiable. Sigue sin concretar sus planes y actúa con mala fe. El lunes pide posponer el arranque de las cubas y hoy, mientras estamos en la reunión, anuncia que el lunes reiniciará las cubas. No sé para qué hemos venido a esta reunión».

Lorenzana se muestra partidaria, llegado el caso, de dar un ultimátum corto en tiempo a Alcoa: «Si hay que ir a una intervención temporal e instrumental, apoyaremos al Gobierno. Si Alcoa se va que se vaya, pero tiene que dejar mucho dinero aquí en Galicia y en España, asumir los costes laborales, los costes por una salida desordenada. Debemos de ser súper exigentes. Debemos de usar todos nuestros mecanismos legales para garantizar el futuro de la fábrica y buscar un comprador».

Por parte de la Secretaría de Estado de Industria, Rebeca Torró también insistió en pedir transparencia y claridad a Alcoa: concreción sobre sus planes. «El Gobierno necesita información concreta para conocer sus necesidades y estudiar qué instrumentos financieros y de inversión podemos ofrecerles, como el PERTE de descarbonización, que acabamos de convocar», señaló. Recordaba que Alcoa hizo hincapie ya días atrás en la difícil situación financiera.

«Es la empresa la que tiene que seguir dando pasos, pero respetando todos los acuerdos firmados», dijo. Rebeca Torró reiteró el compromiso firme del Gobierno para trabajar con un sector estratégico como el del aluminio «para que siga en Galicia, en España».

Por su parte el presidente del comité, José A. Zan, de CC.OO. señaló al término de la reunión que «fue improductiva. Desde Alcoa no presentaron propuestas y nos emplazan a dentro de dos o tres semanas. Ahora dicen que se reactivan las cubas el lunes. Una o dos cubas. Para nosotros lo más importante es que se cumpla el plan de viabilidad, eso sí es esencial, manteniendo el trabajo y las inversiones comprometidas para que así, si viene un nuevo comprador, haya garantías».