Vía libre para llamar a declarar a los dos supervivientes del accidente de Xove en el que murieron 4 jóvenes

Lucía Rey
Lucía Rey XOVE / LA VOZ

A MARIÑA

Especialistas de la Guardia Civil de Tráfico de Burela y de la Dirat, con sede en Mérida, reconstruyeron a principios de junio el fatídico accidente ocurrido en Xove el pasado 1 de abril
Especialistas de la Guardia Civil de Tráfico de Burela y de la Dirat, con sede en Mérida, reconstruyeron a principios de junio el fatídico accidente ocurrido en Xove el pasado 1 de abril PEPA LOSADA

Tráfico ha remitido ya al Juzgado de Instrucción número 2 de Viveiro el último informe sobre un siniestro en el que perdieron la vida cuatro chavales de entre 17 y 19 años

28 nov 2023 . Actualizado a las 17:08 h.

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 2 de Viveiro llamará a declarar en los próximos días a los dos supervivientes del accidente de Xove en el que el pasado 1 de abril murieron 4 jóvenes de Ribadeo. Los fallecidos tenían entre 17 y 19 años de edad. Se trata del conductor del vehículo, que resultó herido de gravedad y que es investigado por cuatro delitos de homicidio imprudente y lesiones. Y de uno de los ocupantes, que viajaba en los asientos traseros y que se ausentó del lugar durante varias horas. Salió casi ileso. Es investigado por un supuesto delito de omisión de socorro

Según confirman fuentes judiciales, el citado tribunal acaba de recibir el último informe elaborado por agentes de la Guardia Civil de Tráfico de Burela en colaboración con especialistas del Departamento de Investigación y Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (Dirat), cuya sede está en la Escuela de Tráfico que la Guardia Civil tiene en Mérida. Uno de los ejes del citado documento es la reconstrucción llevada a cabo el pasado 7 de junio sobre un accidente ocurrido en la madrugada del 1 de abril en el kilómetro 1,100 de la carretera LU-P-2604, en el acceso a la urbanización de Palmeiro, en la parroquia de A Rigueira. 

Los seis jóvenes implicados regresaban de una fiesta que se había celebrado en el centro urbano de Xove, y se dirigían a descansar al piso que dos de ellos, a la postre, los supervivientes, tenían alquilado, ya que estudiaban en el IES Illa de Sarón. Los seis viajaban a bordo de un coche, un Citröen C4, con capacidad legal para cinco personas. De los cuatro fallecidos, tres no llevaban puesto el cinturón de seguridad. 

Al llegar a una curva, el turismo se salió de la vía por la margen izquierda, impactó contra un poste del tendido eléctrico, sobrevoló un terraplén y una vía secundaria, y dio vueltas de campana antes de detenerse en una finca. 

La Guardia Civil de Tráfico ha comprobado que el suceso se produjo debido a una conjunción de factores. Por un lado, la presencia de alcohol en el conductor, que dio positivo en las pruebas en sangre que le hicieron en el hospital. Por otro, una velocidad inadecuada a ese tramo en curva. También influyeron el hecho de que en el turismo viajasen seis personas en lugar de las 5 autorizadas, y el cansancio, ya que todo apunta a que el siniestro pudo haberse producido en torno a las seis de la mañana, poco después de que acabase la verbena a la que había acudido la pandilla.