Hace hoy 80 años del hundimiento de un submarino nazi, el famoso U-966, en el norte de Galicia, cuyos restos descubrieron tres buceadores de Viveiro

La Voz

A MARIÑA

CEDIDA

La nave fue bombardeada por aviones aliados a la altura de Bares; los tripulantes fueron rescatados por un pesquero de Celeiro

10 nov 2023 . Actualizado a las 11:45 h.

Se cumplieron este 10 de noviembre 80 años del hundimiento del famoso submarino nazi U-966 en aguas de Bares, en el norte de Galicia, por parte de los aviones aliados durante la Segunda Guerra Mundial. Los tripulantes fueron rescatados por un pesquero de Celeiro, el Avello, que los trajo a puerto. Algunos de esos alemanes "hicieron vida" en la zona y hubo algún matrimonio incluso con una mujer de Viveiro. 

El submarino U-966 Gut Holz se hundió en noviembre de 1943 tras un ataque aéreo de las fuerzas aliadas. Fue el 10 de noviembre exactamente, la Marina estadounidense y los bombarderos de la fuerza aérea británica, la Royal Air Force (RAF), atacaron al submarino nazi durante todo el día. Los alemanes se defendieron y derribaron un avión de los aliados, presuntamente el Catalina de la RAF. Pero después de zigzaguear, otro bombardero británico, un Wellington, le causó daños graves.

El submarino de casi 70 metros de eslora, sufrió daños graves por el bombardeo enemigo y la tripulación decidió hacerlo explotar con bombas de relojería antes de abandonar la nave. Ocho tripulantes alemanes murieron pero el resto de la tripulación de 52 personas consiguió llegar a tierra firme. En realidad fueron rescatados por un pesquero de Celeiro que faenaba por esa zona de Bares, el Avello. 

75 años después, en junio de 2018, tres submarinistas de Viveiro encontraron y fotografiaron lo que queda de los restos del submarino alemán a unos 14 metros de profundidad, dispersos en una amplia zona frente a la localidad de Estaca de Bares. Noticia que en su día, 28 de junio de 2018, adelantó La Voz de Galicia.

Anxo González, vicepresidente del Centro de Actividades Subacuáticas (CAS) de Viveiro; Eduardo Losada, de Mergullo Viveiro, y Yago Abilleira, historiador naval, formaron aquella expedición submarina que halló los primeros restos del Gut Golz a unos 14 metros de profundidad.