«Es el primer año que en octubre seguimos con rebajas de verano, y vendiéndolas bien»

Lucía Rey
Lucía Rey VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

Versus defiende que la mentalidad del pequeño comercio debe cambiar para sobrevivir a desafíos como la inflación o el cambio climático
Versus defiende que la mentalidad del pequeño comercio debe cambiar para sobrevivir a desafíos como la inflación o el cambio climático Xaime Ramallal

En tiendas de moda como Versus, en Viveiro, señalan que ahora la gente «solo compra lo que necesita»

15 oct 2023 . Actualizado a las 12:59 h.

Con los termómetros superando los 25 grados la mayor parte de los días y una inflación galopante que obliga cada vez más a ajustar los gastos, poca gente se está animando a comprar abrigos y chaquetas de invierno, vestidos de lana o jerséis de cuello vuelto pese a estar a mediados de octubre. La realidad es la que es y al comercio local no le queda otra que adaptarse a los tiempos si quiere sobrevivir, como destacan en Versus, una tienda de moda de Viveiro que a estas alturas de octubre continúa vendiendo pantalones de cortos de hombre o camisetas de media manga. «Es el primer año que estamos en octubre con rebajas de verano, y además vendiéndolas bien», expone Ana Gómez, socia del comercio junto con Rocío Otero. «Ahora no es como antes, la gente compra lo que necesita y los veranos cada vez son más largos», comenta la empresaria. Y señala: «Los tiempos están cambiando y es imposible ir a contracorriente. Viveiro es un pueblo costero, donde cada vez hay más turismo, y necesitamos ropa de continuidad. En julio no puedo poner a la venta mangas largas ni chaquetones porque no los voy a vender. La gente consume lo que necesita, y cada uno se tiene que regir por el lugar donde vive», agrega la emprendedora, que en este 2023 ha detectado un aumento notable del número de turistas.

Con todo, Gómez indica que «queda mucho invierno» y confían en que las ventas de los productos destinados al frío se animen. «Está más retardado, pero llegará. El problema del comercio es que no sabes cuándo va a venir el mal tiempo, no ves la luz en eso», detalla.

Queja a la Xunta

El anuncio del Bono Comercio con días de antelación retardó las ventas

La Xunta impulsa una nueva campaña del Bono Comercio, mediante el que cada persona obtiene 30 euros que se van descontando en función del total de la compra. La iniciativa pretende incentivar las compras en el pequeño comercio, pero desde Versus se quejan: «La Xunta lo anunció dos semanas antes y paralizó las ventas. Si de verdad quieren incentivarlo tendrían que anunciarlo 3 días antes».