Abre el Taller de Sole, la segunda tienda de costura en el centro de Viveiro en pocos días

y. garcía VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

Pepa Losada

Hizo un cambio laboral de la hostelería al mundo textil, dedicándose ahora desde Lodeiro al arreglo y confección de prendas, más diseño y marca propia

21 oct 2022 . Actualizado a las 19:52 h.

Recientemente, en Viveiro se han producido nuevas aperturas comerciales. Una de ellas es el Taller de Costura Sole, en una entreplanta del edificio frente a la entrada de urgencias del Centro de Saúde viveirense. Es el lugar donde cose y arregla prendas la argentina Soledad González (Buenos Aires, 1980), pero también donde crea sus propios diseños y desarrolla su propia marca textil Relindas. Su etapa profesional anterior nada tiene que ver con esta nueva incursión como emprendedora. Venía de la hostelería, a la que se había dedicado, primero en su país, Argentina, de la mano de un matrimonio vilalbés que la empleó allá como camarera y que regresó, ella también pero quedándose finalmente aquí. Al nacer su hija, cuenta, fue la necesidad de conciliar lo que le hizo «buscar otra forma de vivir» porque «se me hacía difícil con la hostelería», señala. «Empecé en la costura, me enganchó poco a poco. Iba a clases de costura de Loli, quien me impulsó un montón. Y también hice patronaje industrial en Santiago con Susa Suárez». «Ahora lo que más demanda tiene son los arreglos, porque la gente se está echando a reciclar ropa, es una buena opción en los tiempos que corren y sobre todo ahora, en que el planeta está como está, pues veníamos de un nivel de vida de ‘usar y tira' ropa. Con poco que le hagas a una prenda, la renuevas», dice. Incluso tiene ya el encargo de un vestido de novia para el próximo verano. «Va a ser un reto para mi», subraya emocionada. No podían faltar ahora los pedidos de las comparsas, pues los carnavales está casi a la vuelta de la esquina, en 2023: «Estoy pasando presupuestos. Ya tengo dos que me dijeron que sí».