Lourenzá cierra una edición «de récord» de la Festa da Faba

Ramón González Rey

A MARIÑA

Se vendieron entre 3.000 y 4.000 kilos de faba en Lourenzá
Se vendieron entre 3.000 y 4.000 kilos de faba en Lourenzá Xaime Ramallal

Entre 3.000 y 4.000 kilos de la leguminosa, vendidos en la exaltación gastronómica

03 oct 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

«Unha edición de récord, todo un éxito». Así resumen el Concello de Lourenzá y los responsables de la Indicación Xeográfica Protexida (IXP) la trigésima edición de la Festa da Faba, que concluyó ayer en Vilanova con el día grande de la exaltación gastronómica. Miles de personas se acercaron a la localidad para dejarse seducir por la joya agrícola del valle laurentino.

José Cuadrado, responsable de la IXP Faba de Lourenzá y presidente de la Cooperativa Terras da Mariña, valora que «houbo unha constante afluencia de xente que visitou o pobo nesta fin de semana, e o tempo acompañou. Despois de dous anos de pandemia sempre hai un pouco de incerteza pero a resposta do público foi excepcional, masiva, e demostrou que esta é unha festa consolidada», resalta.

El dirigente de la IXP señala que los fabeiros vendieron en las casetas entre 3.000 y 4.000 kilos de la leguminosa. La faba fresca se vendió a granel a diez euros el kilogramo; la seca, a doce y la verdina, a once. «A identificada coa IXP a 14 euros o quilo e a 8,5 os 500 gramos, mentres que a verdina envasada a 13 euros e 7,50, respectivamente», añadió Cuadrado.

El mercado al por mayor, en el que toman parte principalmente mayoristas y negocios de hostelería, con clientes procedentes también de la vecina Asturias, fue en esta ocasión menos animado, «o previsto xa que non hai por agora moito produto dispoñible para a venda; o 90 % da faba está aínda por recoller», explica.

Respecto a la cosecha de 2022, indica que estamos «cun pouco de incerteza, porque vai algo atrasada. A faba sufriu varias enfermidades, con moitos días de barruzo, propicios para os fungos. Seguramente haxa menor cantidade que noutras campañas», precisa.

Cuadrado remarca que este año variaron algunos de los escenarios de las actividades, lo que evitó aglomeraciones y favoreció un ambiente de fiesta en más sitios. «Había moitas actividades repartidas, o que fixo que se desconxestionase todo, sen colas e coa xente a gusto. Foi unha fin de semana redonda e moi entretida», argumenta.

Degustación de faba en la Praza do Conde Santo
Degustación de faba en la Praza do Conde Santo Xaime Ramallal

La alcaldesa, la socialista Rocío López, se mostró igualmente satisfecha por la trigésima edición de la fiesta, declarada de Interese Turístico Galego. La regidora no duda de que la celebración del presente 2022 «bateu récords, tanto na xornada do sábado como na do domingo, cun continuo trasego de xente ao longo do día. Foi un verdadeiro éxito en canto á afluencia de xente e tamén no tocante ás ventas do produto. Na degustación vendéronse máis de 1.600 racións de fabas», apunta la primera edil laurentina. Los bares de la localidad también servían tapas con la leguminosa.

A la celebración acudió ayer una representación del BNG liderada por el diputado autonómico Xosé Luis Rivas, «Mini», y por la delegada de Medio Rural de la Diputación, Mónica Freire, que resaltaron «o traballo desenvolvido polo sector da faba en Lourenzá e a comarca», y avanzaron a los productores «liñas estratéxicas» para «manter a producción de alimentos con niveis de renda dignos asegurar a soberanía alimentar».

Música, poesía, coches clásicos, un showcooking y la actuación de Queiman & Pousa animaron el día

El cierre de la Festa da Faba contó ayer con numerosas actividades paralelas, para todos los paladares. La jornada festiva comenzó temprano con la apertura del mercado al por mayor, y también de las casetas de los fabeiros en la Praza do Conde Santo. Catro Canos y las rondallas Trovadores y A Mugardesa animaron la mañana.

La Asociación Provincial de Cociñeiros de Lugo ofreció un showcooking. Louband y la banda de música laurentina actuaron por la tarde, mientras que el recital poético-musical de la pregonera, Marina Oural, y Chefa Alonso, y el concierto de Queiman & Pousa cerraron el evento en el claustro del monasterio. Coches clásicos lucieron en el octavo encuentro de Vespafaba.