Pescaderías perciben pedidos menos grandes y menor gasto en Nochevieja

y. garcia VIVEIRO/LA VOZ

A MARIÑA

Pescadería Barreira, situada en Xove
Pescadería Barreira, situada en Xove PEPA LOSADA

Almeja, centollo, langostino, merluza, rape y lubina, productos «estrella»

31 dic 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

De nuevo, al igual que en Nochebuena, pescados y mariscos ganan presencia en las mesas de cara a esta Nochevieja, aunque alguna pescadería de A Mariña apunta a que el consumo suele ser mayor en la primera celebración que en la segunda. Aunque por las nuevas restricciones en hostelería hubiese cancelaciones en restaurantes de cenas de Fin de Año, vendedores de pescado y marisco en la comarca consultados por este diario no perciben un aumento de pedidos para casa. Detectan, eso sí, que los encargos son de menor volumen que antes de la pandemia y algún establecimiento dice ser testigo de una contención del gasto, coincidente con las adversas noticias de Alcoa y Vestas.

«Fanse pedidos máis pequenos. Antes eran 15 nunha casa; agora son 3 familias de 5, por separado». Quico Lage (Pescadería Chavinesa en Viveiro)

En esta época, «o marisco está máis caro, tamén é verdade que non axudou o tempo. O peixe variado tamén, sacando a pescada, que incluso está máis barata que outros anos», señala Quico Lage, de Chavinesa (Viveiro), pescadería con más de 80 años de antigüedad. «En vez de facerse pedidos grandes fanse máis pequenos. Antes eran 15 nunha casa; agora son tres familias de 5 por separado», añade sobre la tendencia doméstica que marca el covid, aunque «este ano as navidades foron algo máis normais que o ano pasado», apunta.

«A xente gasta menos. Penso que as ventas baixarían este ano un 40% con respecto ao ano pasado». José Luis Rodríguez (Pescadería Barreira en Xove)

Desde Pescadería Barreira, en Xove, José Luis Rodríguez apunta que «houbo moi poucas encargas». Lo dice con la portada de La Voz de Galicia delante, alusiva a Vestas y Alcoa. «Este é o ano que menos vendimos», confirma desde un negocio con 33 años. «A xente gasta menos. Penso que as ventas baixarían un 40 %, con respecto ao ano pasado», finaliza.