Reflexiones sobre nuestro Sistema de Salud después de la pandemia

francisco jorquera

A MARIÑA

XAIME RAMALLAL

30 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los españoles dábamos por seguro que disponíamos de uno de los mejores Sistemas de Salud del mundo. Vivimos en un país con la segunda mayor esperanza de vida al nacer del mundo, tenemos tasas muy bajas de mortalidad general, mortalidad perinatal, mortalidad infantil o mortalidad materna. A pesar de la pandemia, España en 2020 ha supuesto el 19% de los donantes de órganos de la Unión Europea y el 5% de los registrados en el mundo, teniendo solo el 9% de la población europea y el 0,6% de la población mundial. Doblamos la media europea en trasplantes y llevamos 29 años consecutivos siendo lideres mundiales en donación de órganos. Aunque alguno de los indicadores como la esperanza de vida dependen más de factores como los hábitos de vida y factores ambientales y sociales, nada de esto en su conjunto sería posible desde luego sino se tuviese un excelente Sistema de Salud.

En 2016 se publicó el Bloomberg Health Care Efficiency Index, que mide la eficiencia de los Sistemas Sanitarios teniendo en cuenta tres parámetros: esperanza de vida, gasto en salud per cápita y peso relativo del gasto sanitario sobre el PIB; pues bien, de los 55 países que aparecían en este ranking, España figuraba en el tercer lugar. En 2018, la prestigiosa revista Lancet publicó un análisis que clasificaba a 195 países según un índice de calidad de acceso a los Servicios Sanitarios. En este índice, España ocupaba el octavo puesto. Por delante y con los mismos puntos que España (90 sobre 100) estaban cuatro países (Suecia, Noruega, Australia y Finlandia) y el primer país clasificado era Andorra (95 puntos), cuyo tamaño y escasa población (menos de 100.000 habitantes) lo hacen poco comparable con el resto.

Sistema reconocido

Disponemos además de un Sistema de Formación Sanitaria especializada muy reconocido que es «Marca España», exportando dolorosamente profesionales de enfermería y medicina muy bien formados a otros lugares donde se les ofrecen mejores salarios y mejores condiciones profesionales. El 23 de junio se alcanzó el record de vacunación diario en España con 733.245 vacunas inoculadas en un solo día y al tiempo de escribir este artículo supimos cómo España era el país con más de 10 millones de habitantes con el porcentaje de población vacunada más alta del mundo ¿Alguien puede creer que esto es posible sin un excelente Sistema de Salud y sin unos excelentes y comprometidos profesionales de los que 143.000 se han infectado durante la pandemia?