Los locales con mayores restricciones hablan de pérdidas de hasta el 50%

Ramón González Rey

A MARIÑA

Domingo González, hostelero y presidente de Beiras de Viveiro
Domingo González, hostelero y presidente de Beiras de Viveiro PEPA LOSADA

Las limitaciones de aforo suponen «un pau» en polos turísticos como Foz y Viveiro

03 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La hostelería de los municipios de A Mariña que sufren el nivel máximo de restricciones decretado por la Xunta asume con resignación las limitaciones, que suponen «un pau económico». Especialmente en concellos como Viveiro o Foz, referentes turísticos que inician un mes clave, agosto, con las terrazas como máximo al 50% y el interior al 30% del aforo.

Las medidas entraron en vigor el pasado fin de semana, y se suman a la obligación del certificado de vacunación para entrar al interior de los locales. Para Domingo González, hostelero y presidente de la asociación Beiras de Viveiro, ambas limitaciones suponen «un peche encuberto» del sector.

«Notamos unha menor afluencia. Moita xente nova só pode consumir en terraza pois non está vacinada e hai locais que dependen dela. En xeral, a clientela é máis reticente a entrar nos bares», lamenta González, que asegura que la caída de las ventas en los negocios que sufren las limitaciones «pode rondar un 40%».