Los hoteles prevén una ocupación del 90% en agosto tras cerrar julio al 80%

RAMÓN GONZÁLEZ REY VIVEIRO/LA VOZ

A MARIÑA

XAIME RAMALLAL

Los brotes y las limitaciones en hostelería no se traducen en cancelaciones

01 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

A Mariña se confirma como un geodestino sólido en verano pese a los brotes de Covid-19 que azotan varios municipios -con referentes turísticos como Viveiro o Foz en el nivel máximo de restricciones y Ribadeo en el alto-. Los hoteles de la comarca cierran julio con cifras cercanas al 80% de ocupación durante el mes y prevén que agosto sea mejor, rondando o superando el 90%.

El hotel Ego de Area, que dispone de 45 habitaciones, rozó el 90% de ocupación en la segunda quincena de julio y prevé rondar el 100% en agosto. El Villa de Foz aprovechó el 85% de sus casi 70 plazas de alojamiento y las reservas para el mes que empieza alcanzan ya el 80% del total, por lo que se espera llegar al 90%. Mi Norte, en Ribadeo, pronostica cifras similares. «Desde o día 1 ao 22 case non teremos ocos», expone Belén Expósito, del Galatea (Burela).

Dudas sobre las restricciones

Son porcentajes habituales para esta época del año, y es que el aumento de los contagios y las restricciones no se notaron en forma de cancelaciones. Sí hubo algunas tentativas y muchas dudas. «Tivemos moitas chamadas tentando cancelar reservas, de xente que non tiña claras as limitacións, pero non perdimos ningunha por este motivo», explica Cristina Torviso, de Mi Norte. «Pola nosa parte informamos sobre a normativa e fixemos un listado dos restaurantes que dispoñen de terrazas para dar alternativas ás familias que viñan con adolescentes sen vacinar, e aguantamos ben», añade.