«Ahora una comunión tiene una media de 10 o 15 personas y acabas peinando solo a la niña y a la madre»

Lucía Rey
lucía rey VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

Con la ministra de Trabajo. Yolanda Díaz, de Unidas Podemos, fue una de las políticas que este jueves se acercó al grupo de peluqueras de toda España que se concentró ante el Congreso
Con la ministra de Trabajo. Yolanda Díaz, de Unidas Podemos, fue una de las políticas que este jueves se acercó al grupo de peluqueras de toda España que se concentró ante el Congreso

Ángeles Salgueiro, peluquera de Viveiro, volvió a concentrarse con profesionales de toda España en Madrid para reclamar la bajada del IVA al sector

01 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El sector de las peluquerías y la estética se enfrenta actualmente a un cóctel explosivo en el que el reciente incremento del recibo de la electricidad viene a sumarse a los efectos perniciosos de la pandemia del coronavirus, que ha reducido al máximo la actividad de estos negocios tras la caída en picado de celebraciones y citas sociales, o a los efectos de tener que grabar los tiques de cada cliente con el IVA al 21% desde hace varios años. «Antes del coronavirus en una comunión había una media de 50 invitados, que por lo general se iban repartiendo entre varias peluquerías y casi había trabajo para todo el mundo. Pero ahora una comunión tiene una media de 10 o 15 personas, y acabas peinando solo a la niña y a la madre. Y algo parecido ocurre con las bodas. Antes las teníamos de 200, 250 e incluso 300 personas, y ahora la media es de 50. Y además viene todo a cuentagotas», expone la profesional viveirense Ángeles Salgueiro, que este miércoles volvió a desplazarse a Madrid para reivindicar ante el Congreso de los Diputados junto con peluqueros de toda España una ley que baje el IVA al 10%. Más desde que la presidenta del Senado, a instancias del Gobierno central, ejerció su derecho a veto para declarar la nulidad de la enmienda aprobada por todas las formaciones políticas en la Cámara Baja que restituía el IVA reducido a la peluquería y a la estética.

Numerosos políticos

Salgueiro recalca los difíciles momentos que atraviesa un sector que, por ejemplo, «solo con tener los termos de agua caliente, las luces encendidas y los secadores» ya alcanza la potencia eléctrica que contrata, por lo que la factura se dispara sin que se pueda repercutir en el tique de los clientes «porque aún hay mucha gente que sigue en ERTE o está en el paro», reflexiona la peluquera viveirense.

Circunstancias como estas fueron las que trataron de exponer a los políticos de todos los colores políticos, salvo del PSOE, que se acercaron a ellos en la puerta del Congreso para conocer sus demandas. Entre otros, estuvieron la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de Unidas Podemos; el diputado del BNG Néstor Rego, que se ha interesado en numerosas ocasiones por la situación del sector, o el diputado viveirense del PP, Jaime de Olano.