Uno de los tres radares instalados en la A-8, a su paso por A Mariña, está entre los que más multan de España

La Voz VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

Curiosamente es el de O Fiouco, donde la niebla obliga a cortar periódicamente el tráfico y desviarlo por la N-634

09 jun 2021 . Actualizado a las 20:07 h.

En la Autovía del Cantábrico, la A-8, a su paso por A Mariña hay dos radares, uno en el Puente de Los Santos, en el paso entre Galicia y Asturias, y otro a la altura de O Fiouco (en realidad ahí hay dos radares, uno para cada sentido). Se da la circunstancia de que el de O Fiouco está entre los radares que más sanciones ponen entre los existentes en España.

Curioso porque se trata de un tramo que la mayor parte de los días en primavera y verano está cortado provisionalmente debido a las densas nieblas en la zona que obligan a desviar el tráfico por la vieja carretera N-634. En ese tramo, con escasa visibilidad en muchas ocasiones debido a la niebla, la velocidad entonces está limitada a 60.

Precisamente esta semana el Concello de Mondoñedo volvió a enviar al Ministerio de Transportes un proyecto para reparar la N-634 por la que se desvía el tráfico cuando cierran la autovía.

El Gobierno está buscando soluciones para erradicar la niebla de lo alto de O Fiouco, en la zona del viaducto de la A-8 entre Mondoñedo y Abadín. Están, de hecho, instalándose los proyectos seleccionados para acabar con la niebla.

La niebla fue un problema desde la apertura de la autovía en el tramo de Mondoñedo a Abadín. Tras ser inaugurada, en los primeros días hubo un accidente múltiple con una persona fallecida a causa de la niebla. Se instalaron balizas, también los radares, pero la niebla persiste. Estos mismos días la autovía vuelve a estar cerrada durante horas debido a las nieblas, sobre todo a primera hora de la mañana. El radar fue la «solución más radical, y funciona».