El Viveiro no cierra su faena ante una UD Ourense en inferioridad (1-1)

A MARIÑA

Asier sacó un golazo de la nada, pero Viti lo neutralizó y los celestes mantienen su renta en la lucha por seguir en Tercera Federación

23 may 2021 . Actualizado a las 21:09 h.

El Viveiro no fue capaz de culminar la faena ante un rival en inferioridad numérica. El empate ante una UD Ourense heroica mantiene la renta de los celestes en la pelea por continuar en Tercera, pero sabe a poco tras un partido con poco brillo y que supone el primer tropiezo en Cantarrana en toda la segunda fase. Pasaron muy pocas cosas hasta que Champi vio la segunda amarilla al filo del descanso; luego se adelantaron los locales en una jugada aislada de la que sacó petróleo Asier y pronto respondió un conjunto rojillo que, con la soga al cuello por una situación clasificatoria mucho más al límite, consiguió que casi siempre se jugase cerca del área de Cedrón.

Tardó poco más de un minuto en generar peligro la escuadra mariñana, en una llegada por la izquierda que Asier no logró rematar en boca de gol por un mal bote. Pero fue solo un espejismo en una primera mitad parca en ocasiones. Las mejores fueron de los visitantes y estuvieron en los pies de Raúl Melo. Su velocidad hizo daño a la espalda de la defensa, pero falló en sus dos mano a mano. En el primero cruzó demasiado el golpeo y en el segundo Nico Madero apareció milagroso para salvar bajo palos tras el regate al portero. La respuesta de los hombres de Chusky llegó en un libre directo que Rolle dirigió muy cerca del palo.

Los ánimos locales crecieron por fin cuando Champi fue expulsado por llegar tarde a una disputa con Javi Rey. Pero el Viveiro no supo hacer valer su superioridad. El gol, al inicio de la segunda parte, fue más producto del talento y la tenacidad de Asier Burundarena que del juego. El focense le robó el balón a Villa y encimado por varios contrarios sacó un disparo raso y cruzado imposible para Atanes.