Sorpresa para los hoteles de A Mariña al rozar el 80% de ocupación este puente

Lucía Rey
lucía rey VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

José Manuel González, de As Areas I, posa junto a la foto de sus padres, fundadores de este conocido hotel situado en Covas (Viveiro)
José Manuel González, de As Areas I, posa junto a la foto de sus padres, fundadores de este conocido hotel situado en Covas (Viveiro) Xaime F. Ramallal

Prima aún el turismo gallego, pero empiezan a volver asturianos y madrileños

18 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Funcionamos mejor de lo esperado», «vemos que la cosa va cogiendo ritmo» o «xa non me acordaba do que era estar traballando así de ben» son algunas de las frases con las que este lunes responsables de hoteles de A Mariña describieron la ocupación registrada durante el puente por el Día das Letras Galegas, y que en algunos establecimientos rozó el 80%. En el primer fin de semana completo sin estado de alarma por el coronavirus, y que en Galicia se prologó un día por la festividad del 17 de mayo, fueron muchos los turistas y visitantes que se acercaron a la comarca y pernoctaron en ella. «Tuvimos picos de más del 80 por ciento de ocupación», destacó el gerente del Hotel Thalasso Cantábrico Las Sirenas, José Manuel Pereira. Aunque la mayor parte de los huéspedes proceden todavía de Galicia, sí se empieza a notar la llegada de clientes de otros puntos del país. Sobre todo de Asturias, Madrid y Castilla León.

Con bastante cautela habló el propietario del hotel Augadoce y el restaurante Louzao de Area, Jesús Louzao. «Nótase algo máis de movemento, pero suave. Algo de melloría», comentó. A escasos kilómetros, en el hotel As Areas I, situado junto a la playa de Covas, definieron estos tres días como «aceptables». Sus 15 habitaciones rozaron el 80% de ocupación. «Para el verano hay una tendencia bastante buena, aunque ya el año pasado era similar, pero la mala suerte fue que en julio hubo que cerrar por los brotes de coronavirus que hubo en la zona», recordó José Manuel González, fundador de un negocio que actualmente dirige su hijo Abraham. «Esperemos que este año no cambie nada y siga todo así», apostilló.

En Ribadeo, el triatlón del sábado contribuyó a generar un gran ambiente, como afirmó el propietario del hotel O Cabazo, Juan Francisco López. «O venres e o sábado especialmente bos, e de media andaremos nun 75% . A proba de triatlón axudou moito e veu xente de Asturias, de Navarra, do País Vasco, de Mallorca, de Murcia...», comentó el gerente de un negocio que el fin de semana estableció cuatro turnos diferentes de desayuno para prevenir contagios de covid. «A xente está moi concienciada. Agora mesmo o que non queremos é que haxa acumulacións de xente, pero todo o mundo respectou os límites e estivemos co aforo axeitado», concluyó. En el Oca Playa de Foz, sus 32 habitaciones estuvieron al 100% hasta el lunes.

«Según avanza la vacunación y aparecen noticias positivas, la cifra de reservas para el verano va subiendo día tras día. Somos optimistas», José Manuel Pereira, hotel Thalasso Las Sirenas (Viveiro)
«Este puente tuvimos una ocupación aceptable viendo de dónde venimos; la gente se empieza a mover otra vez», José Manuel González, fundador hotel As Areas I (Viveiro)
«Xa non me acordaba do que era estar traballando así, tan ben. A proba de triatlón foi un bum e a xente está moi concienciada das medidas polo covid», Juan Francisco López, hotel O Cabazo (Ribadeo)
«El viernes, el sábado y el domingo estuvimos al cien por cien de ocupación», hotel Oca Playa de Foz

Reaperturas de O Val do Naseiro, la Casona de Lazúrtegui y el Vila do Val con muy buenas expectativas

j.a.

Hace meses, la pandemia y el cese de la actividad llevó a algunos destacados hoteles de A Mariña a cerrar de forma provisional. Con el levantamiento de las restricciones y especialmente al permitirse de nuevo la movilidad entre comunidades, algunos han vuelto a abrir sus puertas. Es el caso del Oca Hotel de Foz y, el pasado viernes, de la Casona de Lazúrtegui en Ribadeo. En breve lo harán otros dos hoteles, O Val do Naseiro, en Viveiro, establecimiento de cuatro estrellas, y el Vila do Val de Ferreira do Valadouro. Las expectativas con las que reanudan la actividad son buenas, que permiten augurar un verano con una muy alta ocupación.

Seguir leyendo