Foz-Ribadeo: A Mariña por fin vuelve a vibrar con un derbi

Iván Díaz Rolle
I. DÍAZ ROLLE FOZ / LA VOZ

A MARIÑA

PEPA LOSADA

Buscan su primera victoria para enchufarse a la Preferente exprés en el primer duelo de rivalidad mariñana en más de trece meses

11 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Trece meses después A Mariña vuelve a vibrar con un derbi entre dos de sus equipos más representativos. El Foz y el Ribadeo protagonizan un enfrentamiento vecinal en la recién iniciada Preferente exprés que ya tiene aroma de final porque ambos sumaron un único punto y tras estos noventa minutos solo quedarán otros dieciocho en juego para tratar de alcanzar uno de los dos puestos de promoción de ascenso o el de la fase a la Copa del Rey.

En el Martínez Otero, a las 17.30 horas, sin distracciones por otros partidos en la zona, aunque con el aforo limitado a 366 espectadores -con un máximo de 70 ribadenses-, recae todo el interés de la jornada, aunque los dos contendientes restan hierro al partido. «Non é definitivo porque se despois enlazas dúas vitorias volves engancharte», razonó el preparador, Javi Chinchón, en sintonía con su rival, Rafa Casanova: «Non hai ningunha presión porque ninguén nos esixiu loitar por ascender. Non nos gustaría quedarnos sen obxectivos tan pronto, pero isto non vai ser definitivo».

«Ata agora competimos moi ben, pero precisamos un triunfo que reafirme o bo traballo que estamos facendo. Esperamos un partido de poucas ocasións que se levará quen cometa menos erros», predijo el entrenador de un cuadro local «con gañas».

 

Chinchón dispone de toda la plantilla y Casanova tiene bajas sensibles atrás

También con ganas trabajó durante la semana un Ribadeo concienciado para llevar la iniciativa del juego en el derbi del Martínez Otero. «O Foz encaixou pouco, agás os tres que lle meteu a Sarriana que poden entrar dentro do lóxico. É un equipo que xoga repregadiño e ante iso sempre é difícil xerar ocasións», explicó Casanova.

Con la duda de Juanma

A su equipo le ha pasado una seria factura la carga de tres partidos en la primera semana de competición. A la ya notable lista de bajas del Ribadeo se sumó el viernes el guardameta Simón por un problema en la rodilla. Criss sigue lesionado y la defensa es la línea más comprometida por las dolencias de Iván, Marcos Peña y Aitorín, además de la duda de Juanma. De la presencia del central de A Pastoriza, que se estudiará hasta última hora, dependerá en buena medida la alineación del estratega de Friol. De llegar, Samu jugará de pivote, sino acompañará a Dani López en el centro de la zaga. «Contra o Santaballés (0-1) quizais pagamos todas estas circunstancias e a tantos partidos tras tanto tempo».

Menos dudas tendrá Javi Chinchón a la hora de formar un 1-4-3-3, con toda su plantilla disponible. Los suyos cayeron por la mínima ante los favoritos Sarriana (3-2) y Lemos (1-0), e igualaron en casa contra la Residencia (1-0).

Victoria ribadense en el último precedente en el Martínez Otero

Foz y Ribadeo reeditan en la tarde de este domingo en el Martínez Otero el duelo entre dos de los clubes con mayor tradición en A Mariña. Su último enfrentamiento se produjo también en el estadio focense, el 10 de noviembre del 2019, y se saldó con triunfo visitante por 2-4. Unos meses antes, el ahora entrenador Javi Chinchón decidía para el Foz (1-0) un derbi que supuso la permanencia; el duelo del Pepe Barrera terminó 0-0.

La 2011-12 fue la anterior campaña en la que coincidieron, con una victoria para cada uno: 2-1 en Foz y 4-1 en Ribadeo.