Denuncian agresiones a guardias civiles en A Mariña relacionadas con el covid

José Francisco Alonso Quelle
josé alonso FOZ / LA VOZ

A MARIÑA

PEPA LOSADA

Dos agentes de Foz cursaron baja tras un incidente con un vecino detenido

08 abr 2021 . Actualizado a las 23:21 h.

«Nosotros lo que hacemos es cumplir con nuestro trabajo, aplicando las normativas que nos indican desde instancias superiores, bien sea la Jefatura o el Gobierno. Y como ciudadanos somos parte perjudicada en esta pandemia, porque la sufrimos como personas en nuestra vida diaria y porque nuestro nivel de trabajo se ha multiplicado». Así se manifiesta Óscar Fustes, secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en Lugo y en Galicia, denunciando el incremento en A Mariña y otras zonas de agresiones a agentes, de atentados a la autoridad y de casos de desobediencia grave, relacionados en su mayoría con intervenciones provocadas por las restricciones del covid para evitar contagios.

Ante esta situación, la AUGC recuerda que estos incidentes conllevan detención y que la asociación se va a personar en los juicios como acusación particular, pidiendo la máxima condena para los agresores.

Uno de lo últimas incidentes se dio hace unos días en la villa de Foz, a raíz del cual dos agentes fueron atendidos en Urgencias del hospital por lesiones leves y cursaron baja.

Desobediencia grave

Explica Óscar Fustes que la mayoría de los casos se saldan con agresiones que no llegan a ser graves, pero sí llegan a empujones o patadas con el agravante de la desobediencia grave: «Muchos están vinculados con el covid, por ejemplo por el toque de queda. Si sorprendes a una persona a las once de la noche en la vía pública cuando debería estar en su domicilio, la propones para denuncia. La mayoría lo asumen de buen grado, pero no pocos se rebotan, responden y contestan mal y en algunos casos llegan a la agresión o a intentos de agresión a los agentes. Sí que estamos notando un incremento notable de incidentes relacionados con la legislación covid cuando un guardia civil lo único que hace es cumplir con su misión y su trabajo».

En el caso del altercado de Foz los agentes acudieron el pasado viernes a un domicilio alertados por particulares que denunciaban una posible fiesta cuando no estaban autorizadas las reuniones de no convivientes. Los guardias estaban identificando a las personas que había del piso cuando, supuestamente, de su interior salió un varón que se mostró muy violento con los agentes y los agredió, siendo detenido.

A juicio por dar una patada en la cara a otro agente de Foz que medió en una pelea

El juzgado de Viveiro, a raíz de un recurso presentado por el denunciante asesorado por los servicios jurídicos de la AUGC (que también se personó como acusación particular), ha decidido reabrir la causa que inicialmente había archivado por un supuesto delito de atentado a un agente de la Guardia Civil de Foz.

Los hechos que se juzgarán ocurrieron en diciembre del año pasado, cuando la Guardia Civil fue requerida alertada por una posible pelea en la que estaban involucrados dos hombres y una mujer, la cual estaba sangrado por la cara.

Según consta en la denuncia, los agentes se desplazaron a la vivienda donde se registró el incidente y cuando procedían a identificar a las tres personas, una de ellas, un varón, comenzó a increpar a los guardias, escupiendo a uno, teniendo que ser reducido.