Arturo supera su crisis de los cincuenta con un gol vital para el Viveiro

El canterano anotó su gol 50 con el primer equipo en febrero del 2020 y contra el Atios rompió su sequía


viveiro / la voz

Con 23 años recién cumplidos Arturo Calvo presenta unos números con la camiseta del Viveiro CF que ya quisieran muchos veteranos. Tras debutar con el primer equipo celeste cuando todavía era cadete, ya alcanza 168 partidos de liga y 51 goles. La última de esas dianas rompió una larga sequía, supone su estreno en Tercera División y da a su escuadra tres puntos vitales contra el Atios en el inicio de la fase de permanencia.

El 9 viveirense se había estancado cuando anotó su gol 50, en un 3-1 al Montañeros en febrero del año pasado, en el antepenúltimo partido antes del estallido de la pandemia. Cuando las competiciones se reanudaron, ya con el cuadro mariñano en categoría nacional, Chusky mantuvo su confianza en él. Arturo comenzó la liga instalado en el once, pero no pudo ver portería en los tres primeros encuentros y una latosa lesión en el talón lo mantuvo un par de meses en la grada. Desde entonces, poco a poco fue recuperando presencia y sensaciones hasta que este domingo volvió a ser decisivo.

Su fantástico lanzamiento en un libre directo afianza al Viveiro entre los cuatro conjuntos del grupo E que tendrían plaza en la próxima liga de Tercera RFEF. Con su última victoria en Cantarrana, los mariñanos alcanzan 31 puntos, por solo 20 de un Atios ya muy alejado, y ganan confianza para visitar a uno de sus enemigos más cercanos, la UD Ourense (25), el próximo sábado.

Tras romper el gafe goleador en su undécima aparición en la categoría, Arturo tratará de refrendar las buenas sensaciones de las últimas semanas y contribuir a la permanencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Arturo supera su crisis de los cincuenta con un gol vital para el Viveiro