La afluencia de visitantes desata el optimismo sobre un buen verano en A Mariña

Urge un plan para As Catedrais, para aprovechar todo su potencial


ribadeo / la voz

Las sensaciones que deja la Semana Santa son positivas y desatan el optimismo sobre un buen verano, aunque resulta aventurado hacer predicciones toda vez que la evolución de la pandemia es incierta. Pero A Mariña demostró estos días que es mucho más que sus playas, con reclamos naturales y paisajísticos de primer nivel. Aunque las ratios de ocupación nada tienen que ver con las de otras Semanas Santas convencionales, la percepción generalizada es que visitó A Mariña más gente de la esperada, toda vez que la comunidad está cerrada perimetralmente y el turismo se limitó al gallego.

As Catedrais es un buen ejemplo. En el monumento natural se apreciaron los contrastes de ver la cafetería cerrada y poca afluencia de lunes a miércoles, pero el jueves y el viernes santo fueron más de mil personas diarias las que bajaron a ver el arenal. La conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, eligió ayer precisamente As Catedrais para hacer balance y destacó el tirón de los espacios naturales gallegos y la falta de incidentes. En total, en As Catedrais se retiraron cerca de 6.000 pases, lo que supuso un 45 % menos que en 2019 (en 2020 hubo un confinamiento domiciliario).

Otra evidencia es que urge actuar sobre el espacio natural. El alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, así se lo expuso a la conselleira, pidiéndole su implicación para comenzar a desarrollar el plan de protección aprobado por el Concello en junio de 2020 (con el consenso de la Xunta, la Diputación y el Estado). Es el que contempla demoler la cafetería, hacer un aparcamiento, una senda sobre los acantilados, un edificio multiusos de recepción de visitantes y un apeadero de Feve, entre otras infraestructuras. Pero para desarrollarlo hace falta dotación presupuestaria: «Nós estaremos a carón do Concello», declaró Ángeles Vázquez.

La conselleira manifestó además que desde la Xunta no se prevé tomar medidas más restrictivas de cara al verano, a pesar del reciente desprendimiento junto a un arco. En este sentido, declaró que la playa está bien señalizada advirtiendo de los peligros y apeló al obligado respeto y a la prudencia de los visitantes para evitar riesgos innecesarios.

La Xunta licita por 246.000 euros el control de acceso en As Catedrais y aumenta los días de vigilancia

Esta Semana Santa concluyó el contrato que tenía la Xunta con una empresa a la que adjudicó el control del acceso a la playa de As Catedrais durante los dos últimos años. Ayer licitó la renovación, por otros dos años y con un presupuesto de 246.000 euros, durante el período comprendido entre el 22 de junio de 2021 y el 2 de mayo de 2023. La novedad radica en que si bien el acceso seguirá estando limitado en Semana Santa y en los meses de julio, agosto y septiembre (a 4.812 personas al día, que deberán disponer del pase gratuito que se solicita en la web habilitada por la Xunta), se amplían los días de control, vigilancia e información medioambiental a otros puentes festivos del año.

Así, en 2021 este servicio también estará operativo del 22 al 30 de junio ; el puente de la Hispanidad, del 9 al 12 octubre; el de Todos los Santos, el 30 y 31 de octubre, y 1 de noviembre, y el puente de la Constitución, del 4 a 8 de diciembre. Igual ocurrirá en 2002, cuando además de las fechas referidas, Semana Santa y verano (julio, agosto y septiembre), habrá vigilantes e informadores el puente del primero de mayo, 30 de abril, 1 y 2 de mayo, y el puente de las Letras Galegas, del 14 a 17 de mayo.

En las bases de la licitación se indica que los equipos encargados de controlar el acceso a la playa, vigilar, informar, hacer rutas guiadas y atender el aparcamiento deberán estar formados como mínimo por 12 personas: cuatro monitores ambientales, cuatro auxiliares?informadores y control de autorizaciones y cuatro auxiliares para la organización del tráfico y aparcamientos.

El Concello de Ribadeo estima que harían falta 450.000 euros para hacer el nuevo aparcamiento

Fernando Suárez entregó a Ángeles Vázquez un documento en el que se priorizan dos actuaciones para poner en marcha el plan de ordenación de As Catedrais, que adquiere su máxima vigencia toda vez que con el covid se prevé que se incrementen las visitas a espacios naturales abiertos. Por un lado estaría habilitar una senda desde As Catedrais hasta Esteiro, por el borde de los acantilados, un tramo cerrado por la Xunta desde el año 2018 a raíz de la muerte de una joven precisamente en Semana Santa golpeada por una piedra que se desprendió de una cueva. Dice Suárez que con esta medida se perdió parte del atractivo de una visita a As Catedrais, que se debe recuperar respetando las medidas de seguridad mediante un sendero hecho con zahorra o con una pasarela de madera como la que se instaló hace 15 años en el tramo entre As Catedrais y Barreiros. La senda incluiría miradores en puntos estratégicos.

La actuación prioritaria prevista en el plan sería un aparcamiento, detrás de la vía de Feve, para lo que ya se está trabajando en el expediente de expropiación de los terrenos. El Concello de Ribadeo estima que la obra costaría unos 450.000 euros y pide la ayuda de la Xunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La afluencia de visitantes desata el optimismo sobre un buen verano en A Mariña