Los Díaz de la Rocha, dos emigrantes filántropos de Reinante y un famoso pintor

martín fernández

A MARIÑA

CEDIDA POR FAMILIA FERNÁNDEZ ROCHA

Dos hermanos de la familia donaron la escuela de la parroquia barreirense

28 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los Díaz de la Rocha eran una familia hidalga arraigada en Sante (Trabada) y Meirengos (A Devesa). Benito, uno de los once hijos del devesano Santiago Díaz de la Rocha y López, se casó en Reinante (Barreiros) y originó una saga en la que dos hermanos, José y Antonio, emigrantes en Cuba, donaron la escuela de la parroquia y un nieto de Antonio, Rogelio Puente, es uno de los grandes pintores gallegos contemporáneos. La historia familiar muestra que a fines del XIX no emigraba quién quería sino quién tenía medios y poder para hacerlo. Y también que si algo preocupaba a los que marcharon fue la promoción social y cultural de sus descendientes.

Benito, el primer Díaz de la Rocha que se instaló en Santiago de Reinante, fue reconocido Hijodalgo Notorio en 1834 ?según dice Jaime Bugallal en la revista Hidalguía de 1994-, se casó con Juana Pérez García Moreda y falleció en 1870 en la Casona do Penedo. El matrimonio tuvo tres hijos: María, Nicolás y José Benito que se casó, a su vez, con Juana González-Villamil y Debén-Colmenares con la que tuvo seis hijos de los que dos marcharon a Cuba.

Uno de ellos, José Díaz de la Rocha y González-Villamil, fue teniente de Infantería y el otro, Antonio, se casó con Ángeles Rodríguez y Debén-Colmenares y, aunque murió en Madrid en 1913, está enterrado en Reinante. Los dos donaron la primera escuela de la parroquia. Una placa situada en la fachada del edificio escolar que construyó en 1918, en el mismo solar, Hijos de San Miguel y Reinante así lo recuerda: «La sociedad benéfico-cultural Santiago de Reinante en recuerdo a los beneficiarios de esta primera escuela mixta (1885), don José y don Antonio Díaz de la Rocha. Eterna gratitud».