Víctimas de los vídeos de A Maruxaina se niegan a que la Justicia dé carpetazo

Indican que algunas son menores y denuncian la falta de apoyo de las administraciones

En imagen de archivo, zona de San Cibrao donde fueron grabadas las mujeres en la Maruxaina del 2019
En imagen de archivo, zona de San Cibrao donde fueron grabadas las mujeres en la Maruxaina del 2019

cervo / la voz

De las alrededor de ochenta mujeres que fueron grabadas durante la Maruxaina del 2019 mientras hacían pis en un callejón apartado detrás de un coche y cuyas imágenes fueron colgadas en páginas pornográficas, algunas son menores de edad y otras incluso han tenido que recibir tratamiento psicológico para afrontar lo ocurrido. Ahora que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Viveiro ha decidido archivar temporalmente la causa por considerar que «los hechos no tienen encaje en la acción típica para descubrir los secretos o vulnerar la intimidad», las afectadas se niegan a que la Justicia dé carpetazo sin más al asunto. De este modo, a los recursos judiciales que presentarán al menos dos de los denunciantes, la asociación Bumei (Mulleres en Igualdade de Burela) y una afectada particular representada por la abogada Mar Vivero, se une la campaña que han iniciado en las redes sociales con el lema «Xustiza Maruxaina!».

«Nadie tiene derecho a subir imágenes mías ni de otras chicas en Internet y a estarse lucrando. No nos van a dejar calladas», expone una de las afectadas en un vídeo colgado en Facebook. Denuncian que él o los autores colocaron de manera intencionada al menos tres cámaras en la rueda y las inmediaciones de un coche, puesto que registraron imágenes tanto de las caras como de las partes íntimas y los genitales de las mujeres. Critican, entre otros, la falta de apoyo «real» de las administraciones, tanto de las locales, puesto que entre las afectadas hay mujeres de distintos municipios de A Mariña, como de la autonómica, donde existe un departamento de Igualdade.

«Mear en un espacio público no es correcto, pero no da derecho a que te graben y lo suban a webs porno»

«Mear en un espacio público no es correcto, pero con diez o quince baños para las miles de personas que se reúnen en fiestas como A Maruxaina no hay muchas opciones. Ni para las mujeres ni para los hombres. Pero eso no le da derecho a nadie a grabarte sin permiso ni a que lo suban a webs pornográficas». Con esta contundencia se expresa una de las alrededor de ochenta mujeres de todas las edades cuyos rostros y partes íntimas han circulado por distintas webs de pornografía en unas imágenes que fueron captadas mientras orinaban en la calle, detrás de un coche, durante la Maruxaina del año 2019. Un suceso del que se tuvo noticia casi un año más tarde, en el 2020, cuando algunas de las mujeres se toparon con los citados vídeos casi por casualidad. «Una amiga mía me dijo lo que estaba pasando y me pasaron el vídeo donde salía yo. Me puse a llorar nerviosísima porque se me ve la cara y el culo. Había dos o tres cámaras por lo menos. Es asqueroso lo que han hecho, y más asquero es que no tenga consecuencias ni se busque a los responsables», comenta la joven.

Escritos sin respuesta

 Explica que un grupo de afectadas envió un escrito a concellos mariñanos solicitando apoyo. «Pero las administraciones están pasando absolutamente de todo, nadie se ha puesto en contacto con nosotras», comenta la mujer, que señala que casi todas las afectadas presentaron denuncias en la Guardia Civil o en la policía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Víctimas de los vídeos de A Maruxaina se niegan a que la Justicia dé carpetazo