Facu, jugador del Viveiro: «Disparar fue lo primero que pensé, y salió a la escuadra»

Iván Díaz Rolle
I. DÍAZ ROLLE VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

PEPA LOSADA

El extremo argentino del Viveiro noqueó al As Pontes con un derechazo a la escuadra desde unos 30 metros

16 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El argentino Facundo Nicolás Pérez fue uno de los grandes protagonistas del fin de semana en el fútbol gallego. Su disparo a la escuadra desde unos 30 metros noqueó al As Pontes y lanzó al Viveiro en un derbi de proximidad decisivo en la zona baja de Tercera e igualado hasta entonces. «Era importantísimo para seguir en la pelea por el sexto puesto», confirma un hombre que luego anotó otro de los cuatro goles celestes.

«Probé el disparo y tuve la suerte de que salió a la escuadra. Me quedó el balón e tres cuartos y vi la opción. Pegarle fue lo primero que pensé», explica Facu, quien reconoce que pocos goles de tan bella factura llevaron su firma: «Sí que recuerdo alguno así en juveniles». El extremo derecho del equipo mariñano, sin embargo, da más importancia a los tres puntos que sumó su equipo: «Veníamos de dos derrotas seguidas y era importante volver a ganar. Veníamos de hacer grandes partidos, pero no llegaba el gol y esta vez a lo mejor estuvimos menos brillantes, pero tuvimos acierto».

Con su doblete el sábado en Cantarrana, Facu iguala a Vicente, con cuatro tantos, en lo más alto del pichichi celeste. Con tres los siguen Álex Meitín, Xaime, Javi Rey y Rolle. «Lo único importante es ayudar al equipo, me da igual si es con goles o asistencias», matiza un futbolista que, tras un inicio dubitativo, se ha ido ganando la confianza de Chusky: «Venía de otra liga y me costó un poco adaptarme». 

Las Palmas, Nástic o Lugo

Instalado en las Islas Canarias desde los seis años, comenzó a jugar al fútbol en el Marino de Tenerife y pasó su etapa juvenil en la UD Las Palmas. Tras una campaña en el Villa de Santa Brígida, estuvo en los filiales del Nástic de Tarragona y el Lugo, donde coincidió con varios de sus actuales compañeros. Tras un curso en el Buzanada, llegó este verano al Viveiro: «Aprendí en cada ciudad y en cada equipo, y ahora estoy muy a gusto en el Viveiro. Hay grandes compañeros».

El club celeste, que visita mañana al Silva, pierde a Iván para lo que resta de la temporada

Los peores presagios se confirmaron ayer. Tras la resonancia a la que se sometió, se confirma que Iván Rodríguez se perderá lo que resta de temporada. El día 30 se operará por una rotura del menisco externo.

Sus compañeros afrontan una final por la permanencia en el feudo del Silva, mañana a las 20 horas, plagados de bajas. También faltará Asier, sancionado.