La larga «hibernación» de agencias de viajes: las grandes olvidadas

El sector en A Mariña guarda esperanzas tras el verano si hay una alta vacunación

David Rodríguez, en su agencia de viajes, en Foz
David Rodríguez, en su agencia de viajes, en Foz

viveiro / la voz

Incluso con una pandemia sobre nuestras cabezas cuyo fin se vislumbra para algunos (sobre todo los que ya estarían vacunados), hay gremios con más actividad que otros y sectores para los cuáles el próximo 14 de marzo -ese día, en 2020, empezó el estado de alarma en España- no se cumplirá un año de perjuicios constantes, sino año y medio, por el tipo de producto con el que trabajan. Nos referimos a los viajes, que el cliente reserva con varios meses de antelación en una agencia realizando pagos antes de disfrutarlo, pero que si llegado el momento se cancela, toca devolverle el dinero. Más o menos, se asemeja al refrán «lo comido por lo servido». Con la pandemia, a esas anulaciones de viajes que llegaron en «bandada» y les dejaron a cero las reservas realmente, hay que sumar las restricciones de movilidad y los cierres de fronteras de países que complicaron todavía más salidas como las internacionales.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

La larga «hibernación» de agencias de viajes: las grandes olvidadas