Hoteles de A Mariña confían en volver a trabajar en torno al mes de mayo

Casi todos los negocios dan por perdida la Semana Santa en favor del verano

El empresario viveirense Jesús Louzao pide a las administraciones «facilidades, non regalos»
El empresario viveirense Jesús Louzao pide a las administraciones «facilidades, non regalos»

viveiro / la voz

Finales de abril, mayo e incluso junio porque antes parece imposible. Estas son las fechas que barajan los responsables de algunos de los principales hoteles de A Mariña de cara a su reapertura. Las restricciones a la movilidad derivadas de la pandemia del coronavirus hacen que buena parte de los hoteles de la comarca estén cerrados o funcionando bajo mínimos, dando hospedaje, por ejemplo, a trabajadores del sector eólico o comerciales. «Oxalá abrisen e poidésemos volver a traballar como hai un ano, aínda que con moito sentidiño!», expresó el titular del hotel O Cabazo, de Ribadeo.

«No creo que antes de mayo podamos estar funcionando bien. Mientras la movilidad siga restringida no vamos a poder hacer nada», apuntó el gerente del Thalasso Cantábrico Las Sirenas, de Viveiro, José Manuel Pereira, cuyo hotel lleva cerrado desde el pasado noviembre, cuando la ciudad del Landro afrontó su tercer cierre perimetral. Los apartamentos turísticos del negocio siguen abiertos, pero la ocupación dista mucho de la habitual. «El año pasado fue un follón para todo el mundo, con lo de abrir y cerrar tantas veces. Es mejor no correr y abrir cuando haya un poco de seguridad porque las prisas no son buenas consejeras», reflexiona el directivo, que recalca que se ha demonizado a la hostelería. «Se nos hizo responsables de todo. Solo faltó decir que matamos a Manolete», ironizó, antes de apuntar que muchas empresas turísticas empiezan a estar «en cuidados paliativos». «Se necesitan ayudas directas al turismo en general y que nos condonen impuestos», comentó, antes de indicar que Concello y Xunta sí están aprobando prestaciones. Alejandro Balseiro, gerente del hotel Urban, también en Viveiro, no se atreve a barajar una fecha. «A esperanza está posta en poder retomar unha vida normal, pero cando vai ser non o saben nin os médicos nin os científicos», apuntó, antes de resaltar que, en cuanto haya la mínima posibilidad de trabajar, lo harán. «Temos os motores preparados», afirmó.

«Confiemos en no tardar excesivamente en volver a trabajar si los datos de la epidemia siguen mejorando, el ritmo de vacunación aumenta y la Administración espabila un poco», José Manuel Pereira, gerente del Hotel Thalasso Cantábrico Las Sirenas (Viveiro)
«Con dous ou tres comerciais ao día no hotel non vives. Teño esperanza e estou traballando xa de cara ao verán, pero ata que non levanten os peches perimetrais non se vai facer nada», Juan Francisco López, propietario del Hotel O Cabazo (Ribadeo)
«Hai que ter paciencia, pero está todo patas arriba. Ata maio ou xuño non lle vexo trazas de que podamos funcionar. Á administración pídolle facilidades, non que nos regale nada», Jesús Louzao, propietario del restaurante Louzao y el hotel Augadoce en Area (Viveiro)
«A situación é moi cambiante, pero necesitamos traballar, e cando haxa a mínima posibilidade de abrir, abriremos. Estamos desexando poñernos mans á obra», Alejandro Balseiro, responsable del hotel Urban y Hotel Ego (Viveiro)
«Nuestra intención es abrir el 26 de marzo, pero cada vez lo veo más gris porque hay tanta incertidumbre con el tema de la movilidad que es imposible dar una fecha concreta», Ana Lago, gerente del Hotel Oca Playa de Foz

Optimismo de cara a las futuras reaperturas «por las ganas de vivir que tiene la gente»

Cuándo podrán reabrir los hoteles de A Mariña es «la pregunta del millón», como manifiesta la directora del hotel Oca Playa de Foz, Ana Lage. El establecimiento, que permanece cerrado desde septiembre, baraja la posibilidad de volver a funcionar en Semana Santa, pero tampoco lo da por hecho ya. «Hay tanta incertidumbre con el tema de la movilidad que es imposible dar una fecha concreta. ¡Quién nos asegura que el 15 de marzo no va a volver a haber restricciones! Está claro que ‘salvar la Navidad’ fue un error», se pregunta. Lo que sí tiene claro, al igual que otros muchos colegas del sector, es que hay que mirar al futuro con optimismo «por las ganas de vivir que tiene la gente». «Creo que una vez que reabramos vamos a funcionar bien», apunta.

«Con sentidiño»

«Con sentidiño, pero a xente está desexosa de saír, de relacionarse, de tomar unha copa, de quedar con alguén...», completó el propietario del hotel ribadense O Cabazo.

En opinión de Jesús Louzao, propietario del restaurante Louzado y del hotel Augadoce, en Area, en Viveiro, la ansiada normalidad puede volver de cara al verano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hoteles de A Mariña confían en volver a trabajar en torno al mes de mayo