Carta abierta de la cofradía ante el inminente cierre de la sucursal bancaria de Celeiro

El pósito de pescadores comparte con los vecinos la demanda de que continúe abierta

De azul claro pinta el edificio de la cofradía de Celeiro, entidad pesquera que respalda las reivindicaciones vecinales
De azul claro pinta el edificio de la cofradía de Celeiro, entidad pesquera que respalda las reivindicaciones vecinales

Los órganos de la Cofradía de Pescadores “Santiago Apóstol” de Celeiro, entidad representativa del sector pesquero local, a instancias de sus asociados, y de una importante representación vecinal, a través de esta carta abierta a los medios de comunicación, tienen a bien manifestar su total apoyo a las reivindicaciones vecinales que se están produciendo para evitar el cierre de la única oficina bancaria existente en la localidad. Somos conscientes de que “en la sociedad actual el dinero no lo es todo, aunque doblega y compra voluntades. Pero sin duda es más importante la labor social, y el bienestar general de un núcleo poblacional importante como es el del pueblo de Celeiro”.

Desde la Cofradía mostramos nuestro apoyo incondicional a los vecinos de Celeiro rechazando el inminente cierre de la oficina sita en la calle Lavandeiras no 6 de Celeiro. Consideramos que el cierre de Abanca supone la “ruptura de un vínculo” con el pueblo de Celeiro; porque no hay que olvidar que Abanca (primero Caja de Ahorros y Monte la La Piedad..., luego Caixa Galicia) creció en el pueblo de Celeiro pareja a la evolución del sector pesquero local. La pesca goza de buena salud por eso mucha gente no comprende la rotura de ese vínculo por parte de Abanca, tratando de concentrar sus servicios en la oficina central de Viveiro, y manteniendo otra oficina en Covas. Queremos hacer constar que para esta entidad constituye un inconveniente a nivel de trabajo y actividad al no disponer de una oficina en la localidad; un incordio para nuestras empresas y asociados porque dar respuesta a sus necesidades será más complicado con los inconvenientes que ello lleva aparejado. En Celeiro hay muchos organismos y entidades y/o negocios que dependen directamente de la pesca (instalaciones industriales; Puerto de Celeiro, SA; Jefatura Territorial de Pesca; Casa del Mar-ISM; Distrito Marítimo; Portos de Galicia; Carro-Varadero; Talleres Cillero; Taller Celeimar; fábrica de Conservas Albo, ...), pero al parecer ello no es suficiente para que la oficina de Celeiro no sea rentable. La concentración de servicios que Abanca quiere hacer en Viveiro es compleja y la vecindad, -no sin razón-, no asume de buen grado el tener que desplazarse a Viveiro para cualquier gestión y/o trámite con lo que ello supone a nivel de incomodidades para el cliente: desplazamientos, pérdidas de tiempo, y falta de operatividad y eficacia.

Somos conscientes de que toda la población en general a la hora de operar de forma fácil y cómoda puede hacerlo a través de la banca electrónica, banca móvil o banca telefónica. El avance de la era digital es imparable, pero no todo el mundo está aún preparado para las nuevas tecnologías. La aceleración de la digitalización bancaria aún no se consolidó del todo entre la clientela, y aunque va ganando terreno aún hay mucha gente que no está adaptada a esos cambios. 

Los bancos en general apuestan por la digitalización a fin de reducir gastos y costes de personal a cambio de nuevas capacidades y tareas diferentes; si bien conviene no olvidar que es necesario combinar la presencia física y la telemática. La mayoría de la gente está acostumbrada a la presencia física y los responsables de los bancos debieran saber “que sus empleados son el principal activo de banco, junto a los clientes”. Los modelos de negocio cambian y la fórmula tradicional da paso a un giro tecnológico y radical; si bien esta brecha digital causará problemas a mucha gente a la que quieren desviar a los cajeros automáticos, bajando la calidad del servicio, y hasta en algunos casos cobrando comisiones abusivas. El modelo bancario actual busca reducir costes, busca ganar cuotas de mercado, economías de escala y más potencial para crecer, pero cometen un error si se olvidan del cliente y del pequeño inversor que deposita su ahorro y confianza en ellos.

La banca busca reducir gastos adelgazando plantillas y cerrando oficinas como es el caso de la de Celeiro que cogió por sorpresa a todo el mundo. La gente de Celeiro no se cree que esta sucursal no sea económicamente viable, quizás los banqueros debieran replantearse el modelo de negocio pues no todo se reduce a mejorar ratios, gastos y costes en aras de dar la espalda al cliente buscando productividad y operatividad.

Los órganos de gobierno de la Cofradía apoyamos a las gentes del pueblo de Celeiro en sus reivindicaciones porque entendemos que van a quedar en situación de exclusión. Asimismo aprovechamos también este escrito para demandar al gobierno local de Viveiro, a a todas las formaciones políticas, su apoyo incondicional al pueblo a fin de evitar el cierre de la única oficina bancaria existente en Celeiro. Además el trastorno no sólo es para la gente de Celeiro sino que también afectará a los usuarios de la sucursal vivariense al incrementarse la clientela.

Celeiro-Viveiro (Lugo), 18 de febrero de 2021

Cofradía de Pescadores de Celeiro

Órganos de gobierno

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Carta abierta de la cofradía ante el inminente cierre de la sucursal bancaria de Celeiro