Una entidad bancaria cerrará la única sucursal que queda ya en Celeiro

Los vecinos recogen firmas y el concello prepara una moción para que siga


celeiro / la voz

Los vecinos de Celeiro están recogiendo firmas desde hace días para que Abanca no cierre la única sucursal que queda ya en esa localidad viveirense, donde está el puerto y todo el movimiento comercial que genera el sector pesquero.

La pasada semana responsables de Abanca comunicaron al gobierno local del Concello viveirense su decisión de cerrar las oficinas en Celeiro. Entienden que tres sucursales para una población de 15.000 habitantes es «demasiado ratio»; en la actualidad tienen oficinas en Viveiro, Covas y Celeiro.

Su intención, según indicaban ayer fuentes municipales, es mantener la oficina central en Viveiro y la de Covas, donde hay más población y «más movimiento», y dejar en Celeiro un cajero para realizar transacciones electrónicas, habituales hoy en día ya a través del ordenador.

Desde el concello viveirense el gobierno municipal ya adelantaba ayer, a través de Jesús Fernández, teniente de alcalde, y de la propia alcaldesa María Loureiro, que está preparando una moción que presentará en el próximo pleno solicitando el apoyo unánime de los demás grupos políticos rechazando el cierre de esta sucursal de Celeiro. En Celeiro creen necesaria esta entidad con el arraigo que tiene Abanca, antes Caixa Galicia, en Celeiro, una entidad con muchos vínculos con el sector pesquero.

Celeiro llegó a contar con cinco sucursales en torno al puerto y ahora hay malestar

En Celeiro, con 1.300 vecinos, no quieren quedar lógicamente sin ninguna entidad bancaria. Hay empresas vinculadas al sector de la pesca, trabajadores con nómina -muchos del mar-, jubilados, que se enteraron del anuncio de este cierre de la sucursal y piden con sus firmas que se mantengan operativas las oficinas de Abanca.

Celeiro llegó a contar con cinco bancos, con cinco sucursales en tiempos. Además de Caixa Galicia, abrieron oficinas en esa zona portuaria el Hispano, Banco Bilbao, Banco de Galicia y el Pastor. Si cierra ahora Abanca, Celeiro quedaría en 2021 sin ninguna sucursal. Según fuentes municipales, en la entidad les explicaron que actualmente las operaciones en su mayor parte son ya electrónicas y así ofrecen servicio. En Celeiro dudan que Covas tenga más volumen de negocio, aunque lo que reclaman es que se mantenga abierta la sucursal de Celeiro por los vínculos de Abanca, insisten, con el mar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una entidad bancaria cerrará la única sucursal que queda ya en Celeiro