«El covid nos ha cambiado. La gente quiere casas, sencillas, pero de calidad»

María Cuadrado Fernández
MARÍA CUADRADO VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

Infografía de la casa pasiva que Método Crea ha diseñado y construirá en Cervo
Infografía de la casa pasiva que Método Crea ha diseñado y construirá en Cervo

Tras construir viviendas eficientes en Asturias, la empresa Método Crea diseña casas pasivas para Cervo y O Vicedo, y un residencial en Valdepares

16 feb 2021 . Actualizado a las 09:06 h.

Con el confinamiento y las restricciones de movilidad, el hogar se ha convertido en el refugio. La pandemia del covid-19 ha ordenado nuestras prioridades y entre los cambios se dejan ver las preferencias de quien reflexiona sobre el lugar en el que quiere (y puede) vivir. Para la empresa Método Crea, con sedes en Foz (A Mariña) y Tapia (Asturias), se ha traducido en nuevos encargos.

En 2020 nos sorprendieron con su apuesta por las casas pasivas, viviendas eficientes, saludables y confortables bajo el concepto Passivhaus, «construidas siguiendo criterios de arquitectura bioclimática, teniendo en cuenta las orientaciones y valorando las ganancias solares en invierno y los sombreamientos en verano», explicaba Jorge Martínez, el gerente de una empresa que ha desarrollado este tipo de proyectos en la comunidad asturiana (El Franco, Tapia, Valdés...) y que ahora se estrena en A Mariña con dos obras. Tienen en fase de proyecto para empezar a construir en primavera sendas viviendas eficientes en O Vicedo y Cervo.

Si a mediados del año pasado, Martínez ya advertía de la preferencia del cliente por nuevos tipos de construcción, en el primer trimestre del 2021 confirma que «el covid nos ha cambiado. La gente quiere casas, sencillas, pero de calidad». En espacios alejados de las urbes, donde quizás los ciudadanos están más condicionados por la oferta de pisos, la opción de edificar casa ha ganado adeptos. Lo indica el gerente del estudio Método Crea, que afirma que la gente valora un hogar eficiente, confortable y saludable, con continua renovación del aire (lo que reduce los niveles de CO2, controla la humedad del ambiente interior y garantiza aire sin ácaros, sin polen...), con un menor consumo en calefacción y en el que la técnica no condiciona ni el sistema constructivo ni el uso de determinados materiales (entre sus obras también figuran las de estructura de madera de abeto laminado).