El Pescados Rubén halla su mejor media de goles en el curso más duro

A MARIÑA

REFEF

Once jugadoras se reparten las 40 dianas en solo nueve jornadas llenas de dificultades

08 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En el fútbol sala los goles todo lo curan. De ello da buena fe el Pescados Rubén Burela, que ha encontrado la versión más goleadora de su ya larga historia en Primera División en el momento más duro. En un torneo deslucido por el covid y con la plantilla tocada por una plaga de duras lesiones, las Guerreiras Laranxas han celebrado ya 40 dianas en solo nueve jornadas de Liga. Su media alcanza los 4,44 tantos por encuentro.

La responsabilidad anotadora en el equipo de Julio Delgado, además, se reparte de forma salomónica. Curiosamente, las dos máximas artilleras en el torneo de la regularidad, Cilene (6) y Cristina Pérez (4), fueron dos de las bajas por lesión en el trabajado triunfo en la cancha del UA Alicante (1-3). Allí se unió al ránking la heroína de la final de la Copa de la Reina, Elena Aragón, mientras que Ale de Paz se apuntó su cuarta diana y Peque la segunda. La lista la completan Cami, con tres, Lara Balseiro y Bea Mateos, con dos, y Jenny Santos (también lastimada para un largo período), Leti Cortés y Dany, que anotaron otro. Además, cinco goles mariñanos fueron anotados en propia meta por futbolistas rivales.

Con esa oda al trabajo colectivo, se mantiene el Pescados Rubén en el coliderato del subgrupo B de Primera, todavía invicto e igualado a puntos (25) con el Alcorcón, que ha disputado dos partidos más. El equipo alfarero es el único que mejora el promedio goleador del Burela, con 54 en 11 jornadas. 15 de ellos llevaron la firma de la pichichi ourensana Vane Sotelo. Por su parte, el líder del otro grupo, el Futsi Atlético, iguala en puntos y goles al Burela.

De mantener la actual media realizadora, las jugadoras naranjas podrían incluso superar su mejor registro liguero, el de la campaña 2013-14. Entonces alcanzaron 129 goles en 30 partidos, con una media de 4,30.