La ola gigante de Illa Pancha genera controversia en Ribadeo por el covid

Iván Díaz Rolle
IVÁN D. ROLLE RIBADEO / LA VOZ

A MARIÑA

XAIME RAMALLAL

El torneo internacional de surf no volverá a realizarse tras las críticas del Concello y Acisa

02 feb 2021 . Actualizado a las 14:32 h.

El Panchorro, la ola gigante de Illa Pancha, ha provocado un terremoto institucional en Ribadeo. Tras la celebración de la segunda edición del concurso que atrajo a A Mariña a surfistas de primerísimo nivel, Óscar García Alonso desvela que la organización no piensa dar continuidad al proyecto tras recibir innumerables críticas, entre ellas de Acisa y el Concello. El alcalde, Fernando Suárez, afirma que no se les pidió permiso y puso en duda la pertinencia de celebrar el certamen en la actual situación sanitaria.

Tras estrenarse en el 2019, los promotores del Illa Pancha Challenge renunciaron a repetir en el 2020 por la pandemia. Sin embargo, el sábado hicieron público en sus perfiles que la segunda edición tendría lugar este lunes 1 de febrero. Según su versión, ya el pasado miércoles se lo comunicaron al Concello, que solo habría anunciado que no podía colaborar. «Ao celebrarse na auga e sen público, desde Costas dinnos que non necesitamos máis permisos, e temos o certificado de oficialidade do campionato», cuentan.

«O único que de verdade lamentamos é que non houbo ondas tan boas como esperabamos, e que surfistas top mundial teñan que sufrir todo isto», añadió García. Además, anunció que estudiarán las medidas legales oportunas contra todos los que hayan «difamado» y programa para este martes un comunicado público en el que ahondarán en todos los detalles alrededor de los permisos y protocolos del segundo capítulo del Illa Pancha Challenge.

Del mismo modo, agradecieron el soporte de la Guardia Civil, que se mantuvo en las inmediaciones para asegurarse de que se celebrase sin público y todo marchase según lo previsto desde las 11, cuando entraron en el agua los primeros deportistas, hasta que pasadas las 15 horas se dio por terminado. 

XAIME RAMALLAL

El Concello

Por su parte, el alcalde, Fernando Suárez, habló por la mañana para mostar el desacuerdo del equipo de gobierno nacionalista con la celebración del certamen en las condiciones actuales. Según el regidor, las competencias municipales estarían relacionadas con la reserva de aparcamientos y la gestión del tráfico de vehículos, «algo que non se podería autorizar pola crise do covid-19», pero no habrían recibido ninguna comunicación formal.

Del mismo modo, el PP se mostró favorable al concurso, pero no en estas circunstancias, y Acisa lo calificó «injusto e inmoral» con el comercio local sufriendo.

La organización sostiene que informaron y se ajustaron a todos los protocolos

Los organizadores del Illa Pancha Challenge se ajustaron a un «estricto» protocolo contra el coronavirus. El certamen se celebró en aguas de Ribadeo desde las 11 de la mañana y no estaba permitido el acceso de aficionados. «Máis de seis millóns de persoas de todo o mundo» pudieron disfrutarlo de todos modos porque se emitió en streaming. Al se surfistas profesionales los concursantes, no tuvieron problemas para desplazarse, y además se les exigió presentar una PCR negativa.

Olas cercanas a los diez metros pusieron a prueba a un cartel más que interesante en el único campeonato de España de la modalidad tow-in (de olas gigantes por parejas). Deleitaron a los televidentes los equipos compuestos por las estrellas brasileñas Lucas Chumbo e Ian Cosenza, el británico Andrew Cotton y Alemão de Maresías, los franceses Leo Havion y Remi Arauzo, el portugués António Laureano y el vasco Alberto Ortega, la francesa Michelle des Bouillons y el ecuatoriano José Carlos, y el coruñés Juan Fernández junto al organizador Eric Rebiére. A última hora se cayó por motivos personales el focense Jairo Barral.