Abandona la gerencia de un restaurante para vender pollos asados en las ferias

Santi Pernas toma el testigo de sus padres en un asador móvil que recorre toda A Mariña

Santi, en el centro, junto a sus padres en el asador móvil de pollos que montaron hace 30 años
Santi, en el centro, junto a sus padres en el asador móvil de pollos que montaron hace 30 años

viveiro / la voz

Comenta Suso Pernas que, debido a la falta de experiencia en el oficio, el primer pollo asado que vendieron iba medio crudo y la clienta volvió a los cinco minutos. «Démoslle outro no momento que xa estaba ben asado», bromea. De esa anécdota han pasado más de treinta años, y en este tiempo, el asador de pollos que este vecino de O Vicedo nativo de San Román puso en marcha con su mujer, Olga Trasancos, también natural de O Vicedo, ha funcionado sin descanso. Durante mucho tiempo lo hizo los 365 días del año. «Antes facíamos moitos máis mercados que agora. Iamos ás San Lucas, a Naseiro, á feira de Gontán, en Abadín; a Vilalba, a Moeche... Faciamos todas as feiras de cabalo... De Ferrol a Asturias cubríamolo todo», recuerda la mujer, que está recién jubilada. Su marido lo hará en breve, y al frente de la empresa quedará su hijo, Santi.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

Abandona la gerencia de un restaurante para vender pollos asados en las ferias