A ellas les encantaría demostrarlo en la cancha

El Pescados Rubén Burela, elegido mejor equipo femenino del mundo, sueña poder demostrarlo en la cancha algún día

Cuando Futsalplanet desveló los nominados, Peque dejó caer que la mejor forma de decidir quién es el mejor equipo femenino del mundo sería en un torneo que reuniese a los diez aspirantes. Tras seis títulos consecutivos y un triplete en tiempos de pandemia, el Pescados Rubén Burela ganó esta vez porque obtuvo más votos y no porque marcó más goles.

Tras una impecable temporada deportiva, a las Guerreiras Laranxas les apetecía más demostrar en una Champions contra los grandes campeones de Europa el estatus que les otorga su hegemonía en España y una estructura cien por cien profesionalizada, única en el planeta. La pandemia impidió la disputa de esa Copa de Europa oficiosa. Por eso, las mariñanas, que han revalidado en poco tiempo la Copa de la Reina y la Supercopa, quieren reconquistar también la Liga, que da derecho a ser el representante español en un torneo contra los mejores del continente.

Con la balón de plata, Peque, el segundo mejor entrenador femenino, Julio Delgado, y el ánimo que produce la distinción en los prestigiosos Futsalplanet Awards será más fácil luchar por igualar un año «casi» irrepetible. «A ese casi nos aferramos», ha avisado siempre el técnico salmantino del Pescados Rubén. 

Primero, la Liga

Cuando llegó la pandemia, restaban siete jornadas para terminar la fase regular y el Futsi Atlético tenía casi atada la ventaja de campo en el play off con siete puntos de ventaja sobre las burelistas. Por las circunstancias sanitarias, el torneo se resolvió en un formato exprés, a finales de junio en el Martín Carpena de Málaga. Renunciaron las madrileñas y el Pescados Rubén se lo jugó todo a un partido tras más de tres meses sin competir. El Alcorcón ganó la otra plaza en la final al Ourense Envialia y planteó una dura batalla en el duelo por el título. Un gol de Jenny Santos estableció el definitivo 3-2 y dio la primera gran alegría del 2020 a la familia laranxa

Luego la Copa de la Reina

La final four de la Copa de la Reina 2019-20 también quedó pendiente por el covid y de la misma forma se resolvió en Málaga. Allí las mariñanas derrotaron al Alcorcón en las semifinales, y después al Poio Pescamar (1-0). Lastradas por las lesiones, las mariñanas vencieron en un partido muy cerrado con un solitario gol de Elena Aragón desde el punto de doble penalti. 

Y la Supercopa en casa

El Pescados Rubén cerró su triplete en casa. Las mariñanas tuvieron su fiesta con 200 incondicionales que pudieron entrar a arroparlas en Vista Alegre. De nuevo se encontraron con el Poio Pescamar y ganaron, esta vez por 2-0. Peque, elegida MVP, abrió el marcador, y la brasileña Dany sentenció otra final gallega en un fútbol sala femenino cada vez más naranja.

Las burelistas afrontan ahora una temporada complicadísima en la que las lesiones se están cebando con la plantilla. Pese a ello, lideran el subgrupo B de Primera División y todavía permanecen invictas. Suman 22 puntos en ocho jornadas a la espera de que el covid les dé un respiro para seguir demostrando en la cancha que son las mejores del planeta.

Votación
0 votos
Comentarios

A ellas les encantaría demostrarlo en la cancha