El cierre perimetral llegó a las porterías en el derbi lucense de A Veiga

Iván Díaz Rolle
i. díaz rolle SAN CIBRAO / LA VOZ

A MARIÑA

PEPA LOSADA

El Viveiro mereció el gol tras el descanso, pero el Polvorín terminó más entero

24 ene 2021 . Actualizado a las 20:05 h.

El derbi lucense fue uno de los muy pocos partidos de Tercera que el covid respetó en esta jornada. Aunque las restricciones extremas que afectan a Viveiro lo trasladaron al estadio de A Veiga, en San Cibrao. y allí las defensas se encargaron de echar un cierre perimetral a las porterías para atar un punto importante. Al Lugo B Polvorín lo aúpa al podio del grupo Norte y para el Viveiro supone otro pasito hacia la permanencia después de sumar en tres encuentros consecutivos por primera vez desde el ascenso.

La primera mitad dejó pocas emociones. El filial rojiblanco dominó la pelota ante un Viveiro bien plantado y vertical en las salidas, pero ambos fallaron casi siempre en el penúltimo pase. La escuadra de Álex Ortiz incomodó en un par de saques de esquina y los celestes avisaron en una combinación por la izquierda entre Javi y Pablo Rey que terminó el primero al lateral de la red.

El ritmo y la tensión del derbi crecieron tras el paso por los vestuarios. Fue la escuadra mariñana dirigida por Chusky la que agitó el partido al instalar su presión más cerca del área de Julen. Precisamente en una buena presión de Javi Rey y Vicente a Quindimil tuvieron la ocasión más clara del encuentro. Tras el robo, el mediapunta de Outeiro de Rei llegó muy forzado a la meta, y cedió el balón a Rolle, pero el zurdazo del canterano viveirense tropezó en un defensor.

Los celestes también pudieron adelantarse en un saque de esquina que peinó Vicente y cabeceó desviado el propio Rolle, y en un pase de la muerte de Álex Meitín que no encontró rematador en el área pequeña.

Con el paso de los minutos y los cambios, el Polvorín recuperó el pulso y llegó al esprint final mucho más entero. Uriol y Dani Montes estuvieron impecables para contener el asedio lucense. Y cuando ellos no pudieron, fue el portero. Manu Cedrón estuvo rapidísimo en una salida ante Christian tras un pase interior medido de Manu Núñez y despejó firme un derechazo de Asier tras un centro desde la banda izquierda.

VIVEIRO, 0: Manu Cedrón; Agus, Dani Montes, Uriol, Pablo Rey; Javi Rey, Xaime, Iván, Rolle (Gerardo, min. 60); Vicente y Álex Meitín (Asier Burundarena, min. 72).?

POLVORÍN, 0: Julen; Asier, Quindimil, Jesús, Torrado (Martín, min. 60); Iago Novo, Dani Vidal, Manu Núñez, Morais (Gabarre, min. 68); Antón Escobar y Christian.