Este derbi vale tres puntazos

Viveiro y Polvorín quieren dar un brinco hacia sus objetivos en una jornada marcada por la pandemia que también los ha desplazado a San Cibrao


viveiro / la voz

La pandemia condiciona, si cabe más que nunca, la jornada en Tercera División. Con la mitad de los partidos aplazados por el covid, sí se podrá jugar uno de los duelos estrella, el derbi lucense entre el Viveiro y el Lugo B Polvorín. Eso sí, el Concello ha cerrado las instalaciones deportivas municipales por las restricciones extremas aplicadas en la ciudad del Landro, y el partido se ha desplazado a San Cibrao (A Veiga, 12 horas). Los cierres perimetrales impedirán que el cuadro mariñano esté arropado por su hinchada habitual, pero sí se admitirá público, y gratis, en el campo cervense, siendo indispensable identificarse, tomar la temperatura, usar gel hidroalcohólico y guardar la distancia de seguridad en la grada.

A pesar de que solo seis puntos dan ventaja al filial rojiblanco en la clasificación, el sistema de competición hace que el botín en juego sea importantísimo para dos equipos con objetivos muy distintos. De ganar, el Viveiro se colocaría entre los seis mejores, que evitan la liguilla de descenso, mientras que el Polvorín se situaría en el podio para soñar con el ascenso. Un salto aún más trascendente dada la actual evolución epidemiológica que invita al preparador mariñano, Chusky, a poner en duda si la competición podrá continuar. 

Ni caso al 4-1 en la ida

Los dos técnicos, no obstante, prefieren centrarse en lo deportivo. Hacen poco caso del 4-1 en favor del Polvorín en la ida, con cuatro tantos de Christian. «La diferencia estuvo en el acierto de cara a portería, no tanto en el juego», explica el preparador visitante, Álex Ortiz, en consonancia con el mariñano, que añade que deben evitar los errores que los penalizaron en ese y en otros partidos de la primera vuelta.

«Sabemos que A Veiga es un campo al lado del mar donde el aire condiciona mucho el juego y el Viveiro es un equipo muy vertical, que llega rápido y bien al área. Vamos a tener que estar muy metidos en los duelos y en las segundas jugadas», explica el estratega rojiblanco sobre un partido que también marca la cercanía entre los dos equipos, con muchos jugadores celestes con pasado en la cantera del Lugo.

A diferencia de la primera vuelta, cuando el Polvorín debutó en Liga frente al Viveiro tras superar un brote de coronavirus, ahora es el Viveiro el que viene de una semana sin jugar. «Nos ha servido para recuperar jugadores», anuncia Chusky, convencido de que sus hombres seguirán tan implicados como antes de ese parón, cuando vencieron 3-2 al Silva e igualaron en el feudo del Estudiantil. El Polvorín también tomó un buen impulso al vencer al Racing Vilalbés. 

Vuelve Agus

La gran novedad en ambas alineaciones es, precisamente, la de un jugador que conoce bien la estructura lucensista. Chusky anunció que Agus está por fin «al cien por cien» y volverá a ocupar el lateral derecho del Viveiro. También vuelve Arturo, aunque no será de la partida.

Los visitantes, por su parte, recuperan a Martín para el carril zurdo de la defensa y tienen en Nico, con molestias, la principal duda. Ortiz esperaba también el partido del primer equipo ante el Tenerife para conocer con exactitud de qué futbolistas podrá echar mano. El central Quindimil y el delantero Antón Escobar fueron convocados para ese duelo de Segunda División, pero ninguno dispuso de minutos y se espera que ambos sean titulares contra el Viveiro.

Alineaciones probables: 

Viveiro: Manu Cedrón; Agus, Uriol, Dani Montes, Pablo Rey; Xaime, Iván; Javi Rey, Rolle, Álex Meitín; y Vicente.

Polvorín: Julen; Asier, Quindimil, Jesús, Martín; Marcos, Dani Vidal, Manu Nuñez, Iago Novo; Antón Escobar y Christian.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Este derbi vale tres puntazos