Raúl Jerez sofoca la rebelión del Pescados Rubén en el Palacio de Cartagena

A MARIÑA

JIMBEE CARTAGENA FS

El recital del portero murciano frenó a un equipo mariñano que solo fue inferior en la definición: 7-4

23 ene 2021 . Actualizado a las 13:18 h.

Esta vez sí. El Pescados Rubén Burela demostró orgullo y armas para sorprender a uno de los gigantes de la Primera División de fútbol sala. Solo el recital del portero Raúl Jerez sofocó la rebelión mariñana en el Palacio de los Deportes de Cartagena. A los hombres de Juanma Marrube los penalizó también la enorme pegada de un Jimbee que apunta a la cima y un par de pérdidas de concentración en momentos clave, justo después de anotar el 0-1 y el 3-2.

Los burelistas fueron fieles a un plan de partido en el que crecieron con robos de pelota en situaciones comprometidas. El primero fue de Matamoros a Lucão, pero el meta melonero adivinó el primer mano a mano de la mañana. Luego le ganó otro a Iago Míguez y uno más a Javi Rodríguez. Nada pudo hacer ante Álex Diz, que rompió a su par y definió cruzando por abajo.

Pero la reacción del cuadro de Duda fue inmediata. Nada más sacar de centro, Marinovic plantó a Bebe solo ante Edu y lo superó con un derechazo cerca de la escuadra. Con el empate, las fuerzas se igualaron y Waltinho tuvo una doble tentativa que sacó primero el arquero de Narón y luego Renato. El canterano burelista probó el palo a continuación tras una pared con Giasson, pero en el intercambio de golpes salió beneficiado el Cartagena que se adelantó en una acción de pívot dominante de Solano.

El Burela, de nuevo, terminó la primera mitad cercando el área de los locales, todavía invictos en su feudo. Raúl Jerez evitó el empate con varias paradas de mérito. La mejor, una en la que mostró unos reflejos estratosféricos para taponar un disparo al primer palo de David Pazos, que había amagado el pase al segundo antes. Y la misma línea siguió la continuación, aunque de nuevo fue Marinovic el que marcó para el Cartagena en un despiste grosero de los mariñanos en un saque de esquina.

Golazo de Renato, y doble mazazo después

El Pescados Rubén no dejó de creer con el 3-1 y encontró su premio en un golazo de Renato, que quitó las telarañas de la escuadra en una volea perfecta tras un córner botado por Matamoros. Pero justo ahí llegó el momento clave del partido. En apenas 30 segundos de juego se pasó de ese 3-2 que daba alas al Burela al 5-2 que dejaba los tres puntos casi sentenciados para el segundo clasificado de Primera. Waltinho ajustició a Edu con un chut raso primero y luego en un contragolpe conducido por Lucão.

Iago Míguez, en una buena llegada a un pase atrás de Giasson, demostró que ni por esas se rendía el Burela. Pero de nuevo emergió la figura de Raúl Jerez, enorme frente al 5, en un derechazo a la escuadra de David Pazos, en un tiro a bocajarro de Lucho y en una vaselina de Quintela en la que se ayudó del larguero. También le ayudó el palo en un disparo de Javi Rodríguez con poco ángulo.

De nuevo, el Cartagena necesitó mucho menos para sentenciar en acciones de Avellino y Solano. Giasson estableció cerca del final el 7-4 insuficiente para un buen Pescados Rubén que no logra detener su caída y se encuentra cada vez más cerca de los puestos de descenso. Ahora afrontará un duelo clave en el Vista Alegre ante un rival directo, el Córdoba Patrimonio.

Ficha del partido aquí.