Así funcionará en Cervo la tercera planta gallega para biorresiduos domésticos

María Cuadrado Fernández
MARÍA CUADRADO CERVO / LA VOZ

A MARIÑA

Planta de compostaje que ya funciona en Cerceda
Planta de compostaje que ya funciona en Cerceda Consellería de Medio Ambiente

Los Concellos que se adscriban deben colocar en las calles el quinto contenedor

18 ene 2021 . Actualizado a las 09:32 h.

La nueva planta de compostaje que la Xunta proyecta construir en el polígono de Cuíña, en Cervo, prestará servicio a quince ayuntamientos, a casi todos los de A Mariña y al de Mañón. La planta se asentará en un terreno de unos 8.000 metros cuadrados, de los que 3.500 se dispondrán para la nave cerrada de esta instalación.

Será la tercera planta en Galicia dedicada al tratamiento y gestión de los llamados biorresiduos domésticos, después de la puesta en marcha el año pasado de la de Cerceda, en el propio complejo medioambiental de Sogama, y de anunciar la licitación de la segunda, en Vilanova de Arousa. Está previsto construir otra planta en el sur de Ourense con el fin de poder ofrecer este servicio en todas las provincias. La inversión prevista por la Consellería de Medio Ambiente para la planta mariñana asciende a 5,5 millones y prevé que emplee a entre 8 y 10 personas.

Capacidad

¿Cuántas toneladas tratará? Desde la Xunta indican que podrá tratar hasta 3.000 toneladas al año de fracción orgánica de residuos domésticos y otras 1.600 de podas y restos de madera. El objetivo es conseguir una producción de 1.500 toneladas anuales de compost de alta calidad, que se destinará al sector de la agricultura como abono natural y sostenible en relevo de los fertilizantes artificiales.