Buena voluntad pero ningún acuerdo en el reencuentro entre Alcoa y comité

El comité pedirá una reunión con la SEPI para valorar la postura de la empresa

Imagen del campamento instalado en la entrada de Alcoa por el comité desde el pasado mes de octubre
Imagen del campamento instalado en la entrada de Alcoa por el comité desde el pasado mes de octubre

cervo / la voz

Buena voluntad, pero ningún acuerdo. Así podría resumirse el encuentro en el que Alcoa y comité de empresa retomaron vía telemática este jueves el diálogo «tras haberse visto las caras» por última vez durante la vista en la que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia analizó, y días más tarde sentenció, la nulidad del ERE (expediente de regulación de empleo) anunciado por la multinacional con sede en Pittsburgh para 524 trabajadores, y que afectaría a 400 operarios de subcontratas. «Si las instalaciones [del complejo industrial] están bien, si los tiempos y la SEPI dan el visto bueno para seguir adelante, y si tenemos esa suspensión de huelga temporal para buscar una salida a esa negociación y esa paz social, probablemente estemos hablando de que podemos avanzar en ese período de negociación y esa búsqueda de soluciones para la factoría de alumino», sostuvo el presidente del comité, José Antonio Zan, tras una reunión en la que Alcoa aseguró que está dispuesta a negociar con la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) una posible venta de la planta de aluminio primario. La planta de alúmina, según reiteró la multinacional, vuelve a quedar al margen de cualquier tipo de conversación.

Sindicatos como CC.OO. y UGT denunciaron que Alcoa pretenda supeditar «cualquier negociación a que el comité y los trabajadores acepten esa paz social y la desconvocatoria» de una huelga indefinida que comenzó el pasado octubre. Sin ofrecer ninguna garantía a cambio. Y es ahí donde radicó una de las principales discrepancias de ese primer encuentro, puesto que la representación de los trabajadores no está dispuesta a poner fin al paro sin que la empresa garantice que las instalaciones del complejo industrial mariñano continuarán en buen estado mientras se negocie la posible compra-venta.

«Es imprescindible contratar el personal necesario que teníamos y que es necesario para mantener las instalaciones», señaló Zan. Y añadió: «Recordamos que las series electrolíticas sufrieron un proceso que Alcoa llamó ‘nivel amarillo de peligro’ cuando por falta de personal, tal y como estamos ahora, y como venimos sufriendo desde agosto, se dejó de atender las cubas, se dejó de barrer, y al final le costó el puesto a un jefe de planta». 

Visión de Alcoa

En relación con la reunión celebrada ayer, fuentes de Alcoa manifestaron: «La compañía lamenta no haber logrado alcanzar un acuerdo debido a las exigencias adicionales planteadas por la representación de los trabajadores, que Alcoa no ha podido aceptar. Alcoa siempre ha actuado de buena fe y está comprometida con el diálogo y la transparencia para alcanzar el mejor acuerdo posible para hacer frente a la situación insostenible de la planta de aluminio primario de San Cibrao».

Con este panorama, el comité ha anunciado que en primer lugar tiene previsto solicitar una reunión con la SEPI para analizar la postura de Alcoa. «Creemos que lo primero que tiene que hacer es entrar la SEPI a dar su opinión porque estamos hablando de un tercero que no la ha dado, y es muy importante», completaron desde el comité.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Buena voluntad pero ningún acuerdo en el reencuentro entre Alcoa y comité