El comité ofrece paz social si Alcoa «no deja caer» la fábrica de San Cibrao

Pide a la multinacional que contrate al personal necesario para mantener el complejo industrial mientras negocia una posible venta a la SEPI de la planta de aluminio

;
Vídeo de Alcoa Vídeo de Alcoa

Cervo / La Voz

Que Alcoa garantice que contratará al personal necesario para mantener las instalaciones, así como que reactivará el servicio de rebrascaje de las cubas de electrolisis. Estas son dos de las condiciones exigidas por el comité de empresa de la fábrica de aluminio de San Cibrao para desconvocar la huelga indefinida iniciada el pasado octubre como consecuencia de la grave crisis que atraviesa el complejo industrial desde que la multinacional estadounidense presidida por Roy Harvey anunciase en mayo un ERE para 534 trabajadores directos; una medida que afectaría colateralmente a otros 400 de la industria auxiliar. Así lo manifestaron este jueves los representantes de la plantilla al término de la reunión telemática en la que la dirección en España de la empresa puso sobre la mesa las cartas con las que encara el proceso negociador que ha anunciado sobre la posible venta del complejo industrial mariñano al Estado a través de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales). Un ofrecimiento que llega después de que el TSXG tumbase el ERE por considerar que Alcoa actuó de «mala fe», y del que la planta de alumina queda fuera. «Alcoa reitera que solo se sienta a negociar la venta de la planta de aluminio a cambio de que desconvoquemos la huelga», manifestó al término de la cita el presidente del comité, José Antonio Zan. Según apuntó, la empresa prevé que las negociaciones con la SEPI duren alrededor de 9 meses. «Nosotros le proponemos una suspensión de la huelga y paz social durante siete semanas», continuó Zan, quien reconoció que Alcoa «ha aceptado hacer un seguimiento de las negociaciones y fiscalizarlas».

En opinión del comité, que ha suspendido la asamblea de trabajadores convocada para este viernes, es imprescindible que la SEPI «entre a dar su opinión». Por ese motivo su intención es contactar con la sociedad dependiente del Ministerio de Hacienda antes de analizar con la plantilla los siguientes pasos a dar. Ambas partes, Alcoa y trabajadores, coincidieron en la necesidad de buscar una solución que dé «normalidad» a la única fábrica de aluminio primario que queda en España. «No tiene sentido que lleguemos a ningún acuerdo y que las instalaciones se caigan por falta de personal», alertó Zan. «Alcoa está comprometida con el diálogo y la transparencia para alcanzar el mejor acuerdo posible para hacer frente a la situación insostenible de la planta de aluminio de San Cibrao», señalaron desde la multinacional. En la primera reunión no hubo acuerdo.

Buena voluntad pero ningún acuerdo en el reencuentro entre Alcoa y comité

lucía rey
Imagen del campamento instalado en la entrada de Alcoa por el comité desde el pasado mes de octubre
Imagen del campamento instalado en la entrada de Alcoa por el comité desde el pasado mes de octubre

El comité pedirá una reunión con la SEPI para valorar la postura de la empresa

Buena voluntad, pero ningún acuerdo. Así podría resumirse el encuentro en el que Alcoa y comité de empresa retomaron vía telemática este jueves el diálogo «tras haberse visto las caras» por última vez durante la vista en la que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia analizó, y días más tarde sentenció, la nulidad del ERE (expediente de regulación de empleo) anunciado por la multinacional con sede en Pittsburgh para 524 trabajadores, y que afectaría a 400 operarios de subcontratas. «Si las instalaciones [del complejo industrial] están bien, si los tiempos y la SEPI dan el visto bueno para seguir adelante, y si tenemos esa suspensión de huelga temporal para buscar una salida a esa negociación y esa paz social, probablemente estemos hablando de que podemos avanzar en ese período de negociación y esa búsqueda de soluciones para la factoría de alumino», sostuvo el presidente del comité, José Antonio Zan, tras una reunión en la que Alcoa aseguró que está dispuesta a negociar con la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) una posible venta de la planta de aluminio primario. La planta de alúmina, según reiteró la multinacional, vuelve a quedar al margen de cualquier tipo de conversación.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El comité ofrece paz social si Alcoa «no deja caer» la fábrica de San Cibrao