Cada vez quedan menos vecinos en los municipios más pequeños

La población se concentra en cuatro, Viveiro, Foz, Ribadeo y Burela, donde ahora están censados seis cada diez mariñanos

Viveiro, este sábado por tarde, es el municipio más poblado de A Mariña
Viveiro, este sábado por tarde, es el municipio más poblado de A Mariña

viveiro / la voz

Son los últimos datos oficiales, el padrón municipal de habitantes actualizado a 1 enero del año pasado. Antes de la pandemia y, por tanto, sin contabilizar uno de los cambios gestados en los momentos más duros del estado de alarma, cuando solo se podía salir de casa por causas justificadas. Tan cruda fue esa experiencia que parte de quienes pueden permitírselo cambiaron de domicilio, buscando viviendas con fincas en núcleos pequeños, espacios donde sentirse menos prisioneros por si se repite un confinamiento domiciliario. A la espera de cómo evolucione esa nueva tendencia, el mapa demográfico de lo que va de siglo XXI en A Mariña revela que cada vez quedan menos vecinos en los municipios más pequeños, tanto de la costa como del interior.

El censo recién publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) registra 70.479 ciudadanos en los quince municipios del norte lucense, 305 menos en un año. Representan un 0,43 %, en un incesante goteo de pérdida de población que se repite año tras año desde el año 2000. Por el envejecimiento, continúa habiendo más fallecimientos que nacimientos, una balanza negativa que ni siquiera palían los ciudadanos de otros países que eligen A Mariña para asentarse.

Y los inmigrantes parecen decantarse, en general, por las localidades más grandes, donde, en principio, hay más oportunidades laborales. Viveiro, Foz, Ribadeo y Burela concentran actualmente al 63 % de los mariñanos. Juntos suman 44.765 vecinos, 2.672 más que en el 2000, cuando agrupaban al 55 % de los habitantes de una comarca donde entonces estaban censadas 76.185 personas.

Los once que van a menos

Respecto al padrón del 2019, en el actual solo ganaron población Foz, que con 36 vecinos más supera por segunda vez los 10.000 y se sitúa en 10.016; Ribadeo, 6 más, hasta 9.860; Xove, 4 más, hasta 3.277; y Trabada, donde se domiciliaron 9 más y alcanza los 1.127.

Los otros once ayuntamientos perdieron habitantes. Los 15.391 de Viveiro son 75 menos que un año antes. Burela bajó 90 y se queda en 9.498. Cervo, con 4.216 censados, tiene 11 menos. En Mondoñedo el censo se reduce en 29, hasta 3.539. Barreiros cae en 9 y se queda en 2.925. El padrón de A Pontenova se reduce en 63, hasta 2.201. Los 2.139 de Lourenzá son 1 menos que el padrón anterior. En O Valadouro hay 1.978, 13 menos. Alfoz, con 1.659, baja en 29. En O Vicedo, con 1.656, la población disminuye en 19 personas. Y por primera vez en su historia, Ourol baja de los 1.000 habitantes, a 995, tras perder 23 en doce meses.

Los cambios en veinte años

Las cifras oficiales confirman una imparable despoblación de los municipios mariñanos tradicionalmente más pequeños cuyo verdadero alcance aún está por ver. Comparar la evolución demográfica en las dos primeras décadas de este siglo puede ser una referencia para el futuro. Del 2000 al 2020 solo ganaron habitantes Burela, 1.453; Ribadeo, 826; y Foz, 458. Se mantiene, con 65 menos, Viveiro. Y los otros once siguen vaciándose. En los últimos veinte años, Mondoñedo perdió 1.596 vecinos, A Pontenova 1.188, Cervo 866, Alfoz 803, O Vicedo 736, Lourenzá 710, Ourol 582, Trabada 559, Barreiros 521, O Valadouro 467 y Xove 352.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Cada vez quedan menos vecinos en los municipios más pequeños