Campeón nuevo, o casi, en el Emma Cuervo más complicado

A MARIÑA

Tras una profunda renovación, el estadio Pepe Barrera de Ribadeo se estrena en el LXIX Emma Cuervo
Tras una profunda renovación, el estadio Pepe Barrera de Ribadeo se estrena en el LXIX Emma Cuervo

Restricciones, fecha y tiempo marcan un histórico torneo donde debuta el Viveiro y que el Compos no gana desde 1995

30 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

En 1995-96 al Compostela lo entrenaba Fernando Vázquez. Fue la temporada del recordado subcampeonato de invierno. Poco antes de iniciar aquella vuelta casi perfecta en Primera División, el club de la capital gallega levantó el Emma Cuervo en Ribadeo tras ganar 1-0 al Sporting de Gijón. Un cuarto de siglo después de aquello, el equipo de Yago Iglesias, revelación en Segunda B, pugnará con el Viveiro por inscribir su nombre en un torneo que han erguido el Oviedo, el Dépor, el Celta, el Sporting, el Athletic o el Betis a lo largo de sus 69 años de historia.

El LXIX Emma Cuervo comenzará a las 16 horas en el remodelado Pepe Barrera, que por fin se estrena, con unas condiciones que dificultan que se alcance siquiera la cifra de algo más de 300 espectadores que permite el protocolo covid. Con Santiago y Viveiro cerrados perimetralmente, el tiempo tampoco acompañará en una edición que se celebra por el empeño de la nueva directiva del Ribadeo FC en mantener una tradición veraniega que ya en 2019 tuvo que desplazarse a Navia, por las obras del estadio. El partido se emitirá por el canal de Youtube del club local.

Rolle, en un lance del Viveiro-Bergantiños. Los celestes encajaron un parcial de 0-7 contra el Bergan y el Fabril y necesitan los puntos este domingo en el aplazado contra el Silva
Rolle, en un lance del Viveiro-Bergantiños. Los celestes encajaron un parcial de 0-7 contra el Bergan y el Fabril y necesitan los puntos este domingo en el aplazado contra el Silva PEPA LOSADA

Con el Compos recién llegado de las vacaciones y el Viveiro más centrado en el partido «vital» del domingo frente al Silva, ninguno de los dos entrenadores apostarán por su once de gala. Y eso que Chusky reconoce que disputar un torneo de tanta solera es «una oportunidad histórica». «La pena es que no llega en el mejor momento. Tenemos un partido muy importante el domingo en Cantarrana, y por el horario algunos jugadores llegarán justos del trabajo», explicó un técnico que no podrá contar con los lesionados Arturo, Gerardo, Roi y Jacob, aunque recupera a Vicente y Javi Rey. Dará minutos a algunos de sus hombres menos habituales.