Y 33 años después la fábrica de Aluminio vive una situación incierta

Trabajadores de Alcoa se concentraron anoche en San Cibrao


SAN CIBRAO / LA VOZ

En 1987 vivíamos en primera persona los acontecimientos que se sucedieron en Alúmina Aluminio con la llegada a la fábrica de San Cibrao de los bidones tóxicos del Casón. El naufragio del mercante en A Costa da Morte tuvo consecuencias por increíble que resulte en el complejo industrial mariñano, donde se llegaron a parar las cubas y el comité fue entonces despedido.

Hay mucho escrito sobre ese episodio negro, incluso libros. Fue en 1987. Hoy, 33 años después, curiosamente Alcoa quiere hibernar las cubas (apagarlas), aplicar un ERE para 524 trabajadores de la planta de aluminio (electrolisis) y cerrar prácticamente en su totalidad la producción quedándose con la refinería. Una situación de incertidumbre que se viene arrastrando desde principios de año.

Ayer los trabajadores de Alcoa se concentraron en San Cibrao coincidiendo con los 33 años de la parada de cubas por los bidones del Casón. Clamaron una vez más pidiendo una solución para la fábrica de aluminio a través de la intervención pública.

Ahora están a la espera del fallo del TSXG tras la impugnación del ERE presentada por los sindicatos. No tardará ese fallo, se prevé que se emita probablemente antes de la Navidad, estos días. No será la solución definitiva a nada, porque continuará un recorrido judicial con recursos y trámites probablemente. Pero será importante si el fallo anula el ERE.

El Gobierno aprobó el martes el Estatuto electrointensivo. Un elemento a favor aunque llegue tarde. La calma en espera del fallo es tensa. Se palpa la ansiedad.

El comité agradece la participación en la campaña de recogida de alimentos

El presidente del comité, José A. Zan, agradecía ayer a los trabajadores de la factoría la participación en la nueva campaña de recogida de alimentos para las familias de A Mariña con menos recursos. «Agradeceros a todos la participación porque A Mariña lo necesita. Los que aún no hayan colaborado, pueden hacerlo», señaló. Es la segunda vez en semanas que los trabajadores de Alcoa ofrecen alimentos.

Ana Pontón, por la intervención pública, al igual que el conselleiro de Economía

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, es partidaria de la intervención pública de la fábrica de aluminio. Lo ha repetido con insistencia el BNG. Ayer además la líder nacionalista, al ser preguntada sobre el Estatuto electrointensivo, que «hai que esperar a coñecelo en detalle, pero non vale o café para todos, porque coa enerxía estamos a destruír empregos cando temos riqueza propia para xeneralo». El BNG es partidario de una tarifa eléctrica propia para Galicia.

Por su parte el conselleiro de Economía y vicepresidente segundo de la Xunta, Francisco Conde, también reiteraba que no descarta la intervención pública de la planta de Alcoa, «se procede», para mantener la actividad y el empleo.

En este momento también las administraciones -Gobierno y Xunta- están muy pendientes del fallo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia sobre el ERE que pretende aplicar Alcoa, y que influirá en su posición a la hora de analizar la situación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Y 33 años después la fábrica de Aluminio vive una situación incierta