«A Mariña siempre me ha parecido un lugar de promesa, por su vitalidad»

Este sábado a las 12.00, será la misa de despedida de Luis Ángel de las Heras como obispo en Mondoñedo; el domingo será en Ferrol


mondoñedo / la voz

Con tiempo limitadísimo para entrevistarle, en el escaso hueco que le quedaba en su ahora más ajetreada agenda, debido a su despedida de A Mariña, pero con una amabilidad infinita y una simpatía que derriba la distancia telefónica. No es tanto una charla sobre la función que ha ejercido al frente de la Diócesis de Mondoñedo-Ferrol, de la que se despide este fin de semana para su ordenación el día 19 como prelado de León, sino también para hablar con el segoviano Luis Ángel de las Heras que descubrió esta comarca gracias a esa entregada labor episcopal y que le encandiló, por sus gentes, por sus paisajes, por su gastronomía. Conseguimos robarle unos minutos en un jueves lluvioso en el que «hay mucho trabajo estos días -confiesa primero- muchas cosas que dejar terminadas; a las seis me voy a unas confirmaciones. O sea que... ¡esto es un no parar!».

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«A Mariña siempre me ha parecido un lugar de promesa, por su vitalidad»