La fábrica de San Cibrao será un «cementerio» si Alcoa la cierra

El comité clava cruces a la entrada de la factoría simulando lo que pasará si España renuncia a su única planta de aluminio primario

;
Miembros del comité de Alcoa clavan cruces en la entrada de la fábrica

SAN CIBRAO/ LA VOZ

A los 524 empleados directos que Alcoa pretende despedir en San Cibrao le suman los sindicatos más de 350 del personal de las subcontratas. Tantos puestos de trabajo convertirían a la fábrica en un «cementerio» laboral, con daños sociales y económicos que se expandirían por toda A Mariña, su entorno, la provincia de Lugo y Galicia. También por el resto de España, porque si el Gobierno no frena la pretensión de la multinacional Alcoa se quedará sin su única fábrica de aluminio primario, un metal considerado esencial del que solo podrá abastecerse mediante importaciones.

Por sorpresa, miembros del comité de Alcoa de San Cibrao han escenificado en la mañana de este viernes la enésima protesta por la grave situación de la fábrica. A sus puertas, clavando cruces de madera, han simbolizado lo que significará consentir el cierre de la planta de aluminio: un «cementerio». Cansados de acuerdos y de compromisos políticos que siguen sin traducirse en ningún hecho concreto, insisten en reclamar al Estado y a la Xunta actuaciones resolutivas e inmediatas que salven los empleos y la última planta de aluminio primario de España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La fábrica de San Cibrao será un «cementerio» si Alcoa la cierra