Sueldos públicos solo para los vecinos

Concellos acotan el acceso a los 74 puestos que ofrecen en talleres de empleo de A Mariña

Oficina de Emprego de Viveiro, una de las que envían los candidatos que les piden los promotores de los  obradoiros de emprego
Oficina de Emprego de Viveiro, una de las que envían los candidatos que les piden los promotores de los "obradoiros de emprego"

viveiro / la voz

Días atrás se publicaba en estas páginas una información sobre la oferta de 74 sueldos públicos en A Mariña. Salarios financiados con impuestos ciudadanos para 60 alumnos-trabajadores y 14 monitores, administrativos y directores de tres Obradoiros de Emprego, promovidos por seis ayuntamientos mariñanos y el de Muras, y financiados con un millón de euros distribuidos por la Consellería de Emprego e Igualdade. Ese departamento deja en manos de los Concellos los criterios de selección y, al menos en el caso de A Mariña, todos optan por acotar esos 74 puestos para sus vecinos. La limitación de acceso por el lugar de residencia no aparece especificada en las convocatorias publicadas, pero se aplica. Cuando los Concellos presentan las ofertas laborales en la Oficina de Emprego de sus zonas, solicitan candidatos de sus respectivos territorios, vetando inicialmente al resto, con lo cual desde ese servicio público solo propondrían a parados de otros ayuntamientos si no cubren con los locales el cupo de tres aspirantes por plaza que marca la consellería.

Como promotores de tres «obradoiros» de inminente comienzo, los alcaldes de Ribadeo, Cervo y O Vicedo reconocen que los Concellos implicados se reparten proporcionalmente los puestos que ofrecen, priorizando a quienes residen en ellos. El de Ribadeo, con 20 plazas para alumnos-trabajadores, 1 de director, y 2-3 de monitores, es solo para ese municipio. Compartido con los ayuntamientos de Burela y Xove, el de Cervo ofrece 20 puestos de alumnos, 3 de monitores y 1 de administrativo, los mismos que el de O Vicedo, asociado con Ourol y Muras. Además de la posibilidad de formarse trabajando y cotizando a la Seguridad Social, los alumnos de esos talleres cobran 1.108 euros líquidos al mes, el salario base más la parte proporcional de 1,5 pagas extra. Firman contratos temporales, de 9 meses de duración.

La explicación de los alcaldes

Los regidores populares Jesús Novo (O Vicedo) y Alfonso Villares (Cervo), y el nacionalista Fernando Suárez (Ribadeo) alegan que los talleres de empleo les han sido concedidos a sus concellos y a los de sus socios para combatir el paro en sus respectivos territorios y, por tanto, creen justificado darle preferencia a quienes viven ellos.

Es una práctica habitual, insisten, repetida a lo largo de los años, también cuando la Xunta establecía los criterios y seleccionaba a los beneficiarios de una formación asalariada con la que se realizan obras y servicios de interés público. Desde la Consellería de Emprego insisten en que ahora se ocupan los promotores de los «obradoiros» y aducen que les compete a ellos justificar sus propias normas.

Un requisito no escrito

De los tres concedidos en A Mariña, de momento solo se han hecho públicas las bases de uno. La prioridad para los vecinos no consta en los requisitos generales ni en los específicos, así como tampoco en el procedimiento de selección.

En el que ya ha sido convocado, incluye una prueba, una puntuación de méritos y, «se é o caso», una entrevista personal. Un cara a cara «co obxectivo de avaliar o interese da persoa candidata en participar no proxecto e as súas aptitudes e capacidades, tanto as de carácter xeral coma as relativas á súa adecuación ás singularidades do proxecto formativo». En ese taller de empleo compartido por tres concellos la entrevista se valorará con hasta 11 puntos, casi la mitad de los 24 que como máximo pueden conseguirse con los méritos.

Según la Constitución, «los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social». También establece que «los ciudadanos tienen el derecho a acceder en condiciones de igualdad» al empleo público, en base a los «principios de mérito y capacidad». Con los 74 de los tres últimos «obradoiros de emprego» que se financian con fondos públicos en A Mariña, la «circunstancia persoal o social» del lugar de residencia de los aspirantes inclina la balanza a favor de los vecinos de los Concellos que los impulsan y organizan. Y se repite en gran parte de Galicia, según las fuentes consultadas.

Ofrecen 74 sueldos públicos en A Mariña

s. serantes
Los aspirantes a cualquiera de los 74 puestos deben estar anotados como parados en oficinas de Emprego, como esta de Burela, en una foto de archivo
Los aspirantes a cualquiera de los 74 puestos deben estar anotados como parados en oficinas de Emprego, como esta de Burela, en una foto de archivo

60 seleccionados cobrarán el salario mínimo y 14 el del puesto que ocupen

Tras subir el paro casi el doble que la media gallega, por primera vez en cinco años noviembre empezó en A Mariña con más de 4.000 demandantes de empleo, un 4 % más que en octubre y un 19 % más que en el mismo mes del 2019. Cuando la crisis desatada por la pandemia convierte en una necesidad acuciante conseguir un puesto de trabajo, en el norte lucense ofrecen 74 sueldos públicos a desempleados registrados en las oficinas de Emprego. 60 de ellos cobrarán el salario mínimo interprofesional y los otros 14, el asignado al puesto que cada uno desempeñe.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Sueldos públicos solo para los vecinos