Homicidio imprudente: la acusación por un naufragio con dos muertos

La Fiscalía pide 21 meses de cárcel para los armadores y el patrón del Safrán

Imagen de archivo del Safrán, que tenía base en Celeiro y se fue a pique en el Golfo de Vizcaya el 29 de noviembre del 2014
Imagen de archivo del Safrán, que tenía base en Celeiro y se fue a pique en el Golfo de Vizcaya el 29 de noviembre del 2014

viveiro / la voz

Pasaban las diez de la noche del 29 de noviembre del 2014 cuando uno de los seis tripulantes del volantero Safrán, que tenía base en Celeiro, descubrió que «toda la popa del parque de pesca estaba ya llena de agua, y el pesquero comenzó a escorarse rápidamente hacia babor, hundiéndose en unos pocos minutos». Sucedió «tan deprisa que los cuatro tripulantes que estaban en el puente se vieron obligados a lanzarse al mar sin darles tiempo a buscar los chalecos o la balsa salvavidas, y los otros dos marineros quedaron atrapados en sus camarotes sin posibilidad alguna de salir, por lo que perecieron». Los cuatro que pudieron abandonarlo «fueron rescatados poco tiempo después por otro pesquero que se encontraba próximo y con el que se comunicaban por radio en el momento del hundimiento». El mar engulló al barco a 35 millas al norte de San Sebastián y a 39 al oeste de Bayona.

Así relata la Fiscalía lo sucedido en el Safrán, un trágico naufragio por el que acusa de dos presuntos «delitos de homicidio imprudente» a los dos armadores y al patrón, uno de los cuatro que pudieron salvarse. Tras saltar al mar lograron subirse a la balsa de supervivencia, que se liberó automáticamente del barco, y fueron recogidos por otro pesquero, Os Merexos.

Para la Fiscalía, los armadores y el patrón, «cada uno en el ámbito de sus respectivas responsabilidades, omitieron la debida diligencia para la adecuada evitación del riesgo que condujo al fallecimiento de los dos marineros». Sostiene que, «con la actuación de los acusados, se facilitó la entrada de agua en el parque de pesca, dado que dos aberturas que deben estar cerradas o, al menos, poder cerrarse con facilidad, iban abiertas, riesgo que se unió al que ya generaba el hecho de que el barco navegaba sobrecargado y más bajo de popa de lo que debiera».

Los familiares de los dos fallecidos, «indemnizados a su entera satisfacción por los acusados [los armadores tenían concertado un seguro de responsabilidad civil], renuncian a todas las acciones que pudieran corresponderles», añade la Fiscalía. Aun así, solicita para los dos armadores y el patrón 21 meses de cárcel y otros tantos de inhabilitación para su profesión.

El juicio estaba programado para el pasado jueves en el Penal 1 Lugo, pero se suspendió, explican fuentes jurídicas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Homicidio imprudente: la acusación por un naufragio con dos muertos