El pádel se erige como alternativa segura a los deportes de contacto

Iván Díaz Rolle
I. DÍAZ ROLLE VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

XAIME RAMALLAL

La liga de Viveiro dobla su inscripción por la incerteza de otras competiciones ante la pandemia, y Ribadeo o Burela mantienen una elevada participación

11 oct 2020 . Actualizado a las 12:43 h.

Como a otros muchos ámbitos vitales, la pandemia está haciendo daño a unos cuantos deportes. Rodeados de incertezas, su práctica parece complicada para el común de los aficionados. No es el caso de las actividades individuales, ni tampoco del pádel, que, al menos en Viveiro ha sufrido un importante auge.

El ránking que se celebra cada año en las pistas del Ego, en Area, contó durante su última edición con 25 parejas. La nueva competición, que aún recibe inscripciones porque arrancará en noviembre, prácticamente dobla su participación ya con más de 40 dúos en liza.

«Es uno de los pocos deportes colectivos que se adapta a las medidas de seguridad ante el covid-19. No es un deporte de contacto y solo participan cuatro personas. Al necesitarse solo cuatro jugadores, es fácil organizar partidos, y además el aspecto físico no es demasiado diferencial, por lo que puede coincidir gente de distintas generaciones», analiza el organizador de la liga viveirense, Javi Villares.