La pesca mariñana capea el temporal de la pandemia

La Voz VIVEIRO / LA VOZ

A MARIÑA

Un pesquero de bajura de A Mariña, descargando en Burela, en pleno confinamiento, a mediados de abril
Un pesquero de bajura de A Mariña, descargando en Burela, en pleno confinamiento, a mediados de abril PEPA LOSADA

Las empresas acogidas a ERTE y las que solicitaron ayudas por cese de actividad

08 oct 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Afrontándolo como mejor ha podido y sabido y asumiendo caídas de ingresos, la pesca mariñana sigue capeando el temporal de la pandemia. No en las cuentas de empresarios y de trabajadores de todos los eslabones de la cadena mar-industria, pero al menos sí en el mantenimiento de la actividad. Datos oficiales del Instituto Social de la Marina revelan que en A Mariña solo trece empresas del sector optaron por acogerse a las medidas extraordinarias de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). En total afectaron a los veticinco trabajadores para los que se solicitaron prestaciones.

Una mínima parte de los cerca de 9.000 a los que se les reconoció ese derecho en el conjunto de España. Adaptándose a las circunstancias del confinamiento durante el estado de alarma y a las restricciones posteriores, el sector pesquero del norte lucense apostó por seguir trabajando. Aun así, el Instituto Social de la Marina tramitó y resolvió otras veintiséis solicitudes de cese de actividad, desestimando solamente una de ellas. La resolución favorable de casi todos los expedientes indica que cumplían los requisitos exigidos.